Archivo | enero 2015

Despliega tus hermosas alas

Cuando tomas una decisión que, aparte de ti, concierne a alguien más ¿cómo hacerle entender que no has escuchado tan solo a tu mente o a tu razón (a la que a veces mueven los instintos más básicos) y a tu corazón o a tus sentimientos? Sino que, gracias a tu trabajo interior, se han desplegado “unas hermosas alas” que te permiten tener una amplia perspectiva sobre ambos factores, sin decantarte ni por uno ni por otro, sino por ese “tercer enfoque” que nace desde lo más profundo de ti, que te permite decidir desde la serenidad y la ecuanimidad. Esa parte de ti que te hace emocionalmente más estable y mentalmente más equilibrado, de manera que al tomar la decisión no tienes ninguna duda.

Sólo en el silencio interior apreciarás esa parte de ti, ese Yo profundo, comprobando que está arraigado en unos valores universales que son incuestionables. A veces cuesta darte cuenta de esa sabiduría que reside en tu interior, simplemente deja que se haga el silencio, no tengas prisa ni avidez, aprende con calma a escucharte en el silencio, a conocerte y a partir de ahí a desarrollar y gestionar tus emociones y tu complejo mundo interior. Te aseguro que merece la pena, ¡serás inmensamente más feliz!

alas

Las galletas de mantequilla de Beti

galletas-mantequilla1

Por fin Beti nos ha revelado su “gran secreto”, la receta de sus deliciosas galletas. Anímate a hacerlas que es muy sencillo y están muy ricas. Gracias Beti.

Ingredientes:

200 gr. de harina

100 gr. de mantequilla

100 gr. de azucar

1 huevo

Preparación:

Amasa bien todos los ingredientes. Es importante que la mantequilla esté blanda pero no caliente para poderla trabajar.

Si lo deseas puedes añadir a la masa algún ingrediente más: cacao, pepitas de chocolate, azúcar avainillado, frutos secos, ralladura de limón o de naranja, etc.) y le das la forma deseada con un cortapastas o haciendo rollos de masa que envuelves en papel film y metes en la nevera para que se enfríe y poder cortar las galletas.

Hornéalas durante 8-10 minutos, dependiendo un poco del grosor que tengan. Y ¡a disfrutar!