Archivo | enero 2021

Surya Bheda Pranayama – La respiración solar

Surya significa sol y bheda perforar, permeabilizar. Por tanto, su significado sería: respiración que permeabiliza el conducto solar, el conducto nasal derecho, el nadi pingala. Consiste en inspirar por el conducto nasal derecho (solar) y expulsar por el conducto nasal izquierdo (lunar).

Detalles de la práctica:

  • Se practica sentado en la postura de meditación, con el tórax bien alto y la espalda recta. En una posición inmóvil y estable pero relajada. Los ojos cerrados y el rostro relajado.
  • Toma consciencia de la respiración, como preparación previa a la práctica, ve alargándola y profundizándola, centrando la atención en ese proceso con plena y serena consciencia.
  • Puedes adoptar diferentes mudras (posiciones de las manos) para tapar las fosas nasales, como Nasagra mudra: mano derecha hacia la cara, apoyando los dedos índice y medio entre las dos cejas para cerrar suavemente la aleta nasal derecha con el dedo pulgar y la izquierda con el anular. También puedes utilizar Vishnu mudra, igual pero sin apoyar los dedos índice y medio, se mantienen flexionados entre los otros dedos.
  • Cierra el conducto nasal izquierdo, presionando suavemente la aleta nasal, e inspira lentamente por el derecho. Después cierras el derecho para expulsar lentamente por el izquierdo. Esto es un ciclo, repite varios, evita forzar, cansancio, incomodidad o fatiga. Si es necesario, respira cómodamente entre dos ciclos.

Esta es la variante más sencilla, sin retención del aliento. El pranayama se hace más vigoroso y potente si introduces la fase de retención a pulmones llenos, kumbhaka, en ese caso sería:

  • Cierra el conducto nasal izquierdo, presionando suavemente la aleta nasal, e inspira lentamente por el derecho. al final de la inspiración cierra también la aleta nasal derecha. Retienes el aire, aplica en primer lugar jalandhara bandha y después mula bandha, manteniendo la retención un tiempo máximo confortable.
  • Relaja mula bandha y jalandhara bandha y, abriendo el conducto nasal izquierdo, expulsa lentamente.

– La respiración debe ser profunda, lenta y confortable. Como es muy activador, mejor practicarlo por la mañana, te proporcionará vitalidad para la jornada.

Algunos de los beneficios de este pranayama son:

-Aumenta el calor del cuerpo y despierta el hemisferio izquierdo, el relacionado con la planificación y el cálculo.

-Despeja la cabeza y los senos frontales.

-Es beneficioso para personas con reumatismo.

-Revitaliza el sistema nervioso.

-Aumenta la energía y el dinamismo.

-Ayuda vencer la pereza.

Espero que esta práctica te resulte de utilidad y ¡te deseo un día simplemente fabuloso! Es hora de vivir la vida intensamente y con plena consciencia. HARI OM TAT SAT