Bhagavad Gita

Bhagavad Gita

 

Todos los meses dedicamos una sesión del grupo de meditación al canto, la lectura consciencial y el comentario de un capítulo de la Bhagavad Gita, lo que se considera también una práctica yóguica, Swadhyaya o estudio de los textos sagrados imprescindibles para un buen yogui.

Bhagavad Gita es una expresión sánscrita que significa, literalmente, Canto del Señor (bienaventurado). Bajo esta denominación se conoce un fragmento del Mahabarata, desarrollado en setecientas estrofas de dos a ocho versos, el tema lo constituye un diálogo entre Arjuna, príncipe de los pandavas, y Krishna, octava encarnación del dios Vishnu. Aunque originalmente el Bhagavad Gita fue escrito como un pasaje del Mahabarata, acabó por convertirse en un texto autónomo de gran popularidad. Además del interés filosófico y religioso que reviste, goza de enorme estimación por sus cualidades formales y se le considera una de las obras maestras de la literatura hindú, pero lo verdaderamente importante es la inmensidad recogida en sus enseñanzas.

La Gita es un libro sencillo, más propio del corazón que del intelecto. Su grandeza está no sólo en lo que dice, sino también en lo que sugiere; lo que dice es fácil para ser entendido por muchos; pero lo que sugiere es tan denso, tan profundo, tan realizador, tan hermoso, que sería una osadía intentar describirlo en estas breves líneas.

Una compañera ha creado un grupo en Yahoo para poder intercambiar información y para aquellos alumnos que, estando interesados en el mensaje de la B.G., circunstancialmente se encuentran fuera de Zaragoza y no pueden asistir a las clases: Grupo B.G.