Archivo

Amada India

En este año 2019 por fin llegó la tan deseada oportunidad de conocer mi amada India.

El viaje lo organizaba Vedanta Academy, la plataforma en la que actualmente estoy recibiendo la enseñanza del Vedanta. Por supuesto el viaje no tenía nada que ver con la idea preconcebida: norte de India, viaje tranquilo, actitud meditativa, etc. ya que era en grupo, casi 40 personas de Argentina, México, Colombia, Chile, Brasil y España, ¡casi nada!, todo un reto para mi que estoy acostumbrada a muchos momentos de estar a solas conmigo misma, además no fue por el norte sino completamente al sur de India. También hubo un factor determinante en la dinámica del Yatra (peregrinación) que fue la ausencia de nuestro querido maestro Óscar Montero, a causa de un problema familiar grave, aunque eso hizo que se reforzara el sentimiento de grupo, ya que fue petición suya que el Yatra siguiera adelante.

Así pues, con la incertidumbre de no saber muy bien con qué me iba a encontrar, pero con las ganas y el entusiasmo que me caracterizan, comienza el Yatra el día 26 de septiembre. Tras todo el periplo del viaje (con algún pequeño incidente burocrático), llegamos (varias personas desde Madrid) a Bangalore, al pisar suelo indio me sentí inmensamente feliz y acogida, como si ya hubiera estado allí, ¡por fin en mi anhelada India!

El recorrido fue largo, comenzando en Bangalore, después Mysore, Coimbatore, Kerala, Cochin,    Thekkady (Periyar),  Madurai, Tanjavur, Chidambaram y Kanchipuram. En todo ese amplio trayecto recibimos enseñanzas variadas: clases de música, de recitación sánscrita, Yoga, Vedanta, entre nosotros hicimos alguna reunión (satsang) para trabajar acerca de los valores. Pudimos alojarnos en el Ashram de Swami Dayananda, Arsha Vidya Gurukulam, en Coimbatore, donde nos integramos en la vida sencilla de devoción y enseñanza siguiendo las rutinas del ashram. Visitamos el Ashram de Swami Chinmayananda, Chinmaya International Foundationen Kerala, donde también recibimos enseñanza de Vedanta e hicimos una bonita ofrenda de lamparitas de aceite.

Las fechas del viaje eran muy auspiciosas ya que se programó para la celebración de Navaratri (las nueve noches de la diosa) entonces tuvimos la oportunidad de asistir a muchas celebraciones y pujas (ofrendas), visitando muchísimos templos en los que pudimos comprobar la ferviente espiritualidad del pueblo indio, su cercanía y la gran aceptación que tienen ante los acontecimientos de la vida, su hospitalidad, su generosidad y su paciencia, van a otro ritmo ¡te lo aseguro! Contando con la presencia de buenos guías que nos permitieron entender mejor el pensamiento hindú y sus innumerables tradiciones.

En resumen, para ser la primera vez, fue un viaje intenso, a veces agotador por las horas de viaje en autobús de un sitio a otro, con constante bullicio de gente, en India hay gente y tráfico por todos lados; por otro lado fue un Yatra bello, por la oportunidad de conocer a compañeros de Vedanta de diferentes países y convivir con ellos, fue muy enriquecedor; porque se dieron circunstancias muy especiales en diferentes ocasiones, como que un brahman nos invitara a comer y a pasar el día en su casa y otro, al día siguiente, para transmitirnos su enseñanza y a desayunar.

Aunque a la vuelta no fui muy consciente, si que hay un antes y un después de India, allí respiras, sientes, conectas, ves en vivo y en directo, a cada instante, en su cultura, en su modo de vida, todo aquello que sabes que está en lo más profundo de ti y que los hindúes lo tienen presente sin tener que estudiarlo ni pensarlo, puro Vedanta y devoción.

¡Gracias a todo lo que ha hecho posible este Yatra y todas las personas con las pude sentir, aprender, crecer y compartir hermosos momentos! HARI OM

 

 

Libertad

Hace unos días en un debate en clase de yoga surgió la cuestión de si ahora somos más libres o menos libres que hace un tiempo, expuse mi punto de vista y aprovecho el blog para comentarlo más a fondo y para que también puedas compartir tu opinión.

Te hacen creer (o al menos lo intentan) que eres más libre porque vives en una sociedad «democrática», donde puedes expresarte, elegir  y moverte libremente. La otra cara de la moneda es que estas dentro de la burbuja de la sociedad de consumo, de la que no es fácil salir, en la que nos hemos creado un montón de necesidades, sin darnos cuenta de que podemos prescindir de muchas de ellas para que no mermen nuestra libertad y poder de decisión, además de la sensación  de insatisfacción que puede llegar a producir el no poder contar con algunas de esas necesidades superfluas.

columpio

La cuestión es si eres poseedor o poseído  por los objetos, incluso las personas que crees poseer, dado el temor, la inseguridad y la ansiedad que crea perderlos o desprenderte de ellos. Realmente esto te esclaviza, en lugar de hacerte libre, cuando en realidad nada ni nadie te pertenece. Aceptando, desde la serenidad, el inevitable ciclo de la vida. El hecho de ser consciente de que nada es permanente, nada es completo y nada es perfecto te hace vivir más plenamente el presente; sin expectativas, pero con ilusiones y proyectos; desde la satisfacción de poder disfrutar de las cosas sencillas, las que de verdad te llenan.

La progresiva pérdida de valores en nuestra sociedad, en la que la tendencia habitual es mirar hacia afuera y pocas veces hacia dentro, te lleva a olvidar la conexión con lo más valioso que tienes: tu rico mundo interior. Reconectar con tu Esencia, pensar, hablar y actuar de acuerdo a tus valores te lleva a ser tu mismo, sintiéndote más libre y más feliz. Si vas en contra de ellos, tratarás de justificarte, autoengañarte y en lo más profundo de ti sabrás que te estás traicionando a ti mismo y generando una sensación de insatisfacción permanente bastante incómoda.

Retirar tu mente de todos esos estímulos externos, adentrarte en las profundidades de tu propio silencio, te acerca al lugar más inmenso, pleno y dichoso que puedas imaginar, sólo tienes que conocer y aplicar las herramientas necesarias para ello y te aseguro que el Yoga dispone de muchas, muchísimas.  Esa es experiencia es realmente transformadora, te ayuda a vivir más plena y libremente tu día a día. HARI OM TAT SAT

Solidaridad en Yoga Shakti

RECOGIDA PERMANENTE DE ALIMENTOS NO PERECEDEROS
Solidariaonline inaugura el primer centro de recogida permanente de alimentos no perecederos de aparte de su local (C/ Jose Luis Borau, 7).
Dichos alimentos son repartidos a las familias con las que trabajamos (más de 90).
Podéis traer vuestra donación de alimentos al Centro de Yoga Shakti situado en el ACTUR (María de Maeztu, número 6, Zaragoza).
Ver horarios en el cartel a continuación.

Foto de Solidariaonline.

Despliega tus hermosas alas

Cuando tomas una decisión que, aparte de ti, concierne a alguien más ¿cómo hacerle entender que no has escuchado tan solo a tu mente o a tu razón (a la que a veces mueven los instintos más básicos) y a tu corazón o a tus sentimientos? Sino que, gracias a tu trabajo interior, se han desplegado “unas hermosas alas” que te permiten tener una amplia perspectiva sobre ambos factores, sin decantarte ni por uno ni por otro, sino por ese “tercer enfoque” que nace desde lo más profundo de ti, que te permite decidir desde la serenidad y la ecuanimidad. Esa parte de ti que te hace emocionalmente más estable y mentalmente más equilibrado, de manera que al tomar la decisión no tienes ninguna duda.

Sólo en el silencio interior apreciarás esa parte de ti, ese Yo profundo, comprobando que está arraigado en unos valores universales que son incuestionables. A veces cuesta darte cuenta de esa sabiduría que reside en tu interior, simplemente deja que se haga el silencio, no tengas prisa ni avidez, aprende con calma a escucharte en el silencio, a conocerte y a partir de ahí a desarrollar y gestionar tus emociones y tu complejo mundo interior. Te aseguro que merece la pena, ¡serás inmensamente más feliz!

alas

Infinita belleza

americanBeauty001Los que conocéis la enseñanza que transmitimos en Yoga Shakti habéis comprobado que muchas veces las palabras no son suficientes para expresar la inmensidad de una experiencia que a veces te inunda, sintiendo que tu cuerpo y tu mente son pequeños para albergar toda esa grandeza infinita que se manifiesta en forma de amor, de paz, de dicha,  de plenitud, de vacuidad, de gratitud, de luz…

Por eso a veces recurro a la frase final de la película «American Beauty» porque me parece que expresa muy bien esa esencia, no se trata de entender sino de comprender a través de la propia experiencia:

«Supongo que podría estar bastante cabreado con lo que me pasó, pero cuesta seguir enfadado cuando hay tanta belleza en el mundo. A veces siento como si la contemplase toda a la vez y me abruma. Mi corazón se hincha como un globo que está a punto de estallar… pero recuerdo que debo relajarme y no aferrarme demasiado a ella, y entonces fluye a través de mí como la lluvia y no siento otra cosa que gratitud por cada instante de mi estúpida e insignificante vida… No tienen ni idea de lo que les estoy hablando seguro, pero no se preocupen… algún día la tendrán

No esperes a que sea demasiado tarde, ponte manos a la obra para ir hacia esa sublime experiencia, pero no la busques desesperadamente, no tengas avidez por llegar: relaja tu cuerpo, silencia tu mente, sumérgete en las profundidades de tu Ser y ella te encontrará. HARI OM TAT SAT

american-beauty

TRANSMITIR DESDE EL CORAZÓN

purpura_de_om_del_corazon_del_amor_de_la_yoga_en_b_pegatina-raf7a1c009d3d45d19fdbfbcfc7d75885_v9w0n_8byvr_324Habitualmente no nos enseñan a entender y a manejar nuestras emociones y así poco a poco (de manera inconsciente) nuestro modo de sentir, de pensar y de actuar se va amoldando más a lo que los demás esperan de nosotros y muy pocas veces nos cuestionamos si ese es el modo de vida que realmente queremos. Todo eso nos crea inseguridad, nos hace ser vulnerables, llevándonos de la felicidad al sufrimiento en un instante, como en una especie de “montaña rusa emocional”.

El genuino Yoga te proporciona herramientas y técnicas suficientes para: lo primero ser consciente de esas actitudes y comportamientos, sino no podrías transformalos; segundo, aprender a mirar hacia tu interior para descubrir todo un potencial que muchas veces ni imaginas; tercero, tomar las riendas de todo ese complejo mundo interior porque la perspectiva que obtienes cuando aprendes a desidentificarte de tus pensamientos, ideas, emociones, es mucho mayor para poder decidir desde la lucidez y el discernimiento (viveka).

En gran medida esa responsabilidad recae en la persona que transmite el Yoga, poder encontrar una ubicación correcta respecto a quien recibe la enseñanza, ya que sabe que es el verdadero protagonista. Esa cercanía en la que prevalece el respeto y sobre todo el amor, el alumno la tiene que sentir pero sin que haya una sensación de posesión o dependencia por ninguna de las dos partes. Por eso, además de transmitir desde el conocimiento y sobre todo desde la experiencia, sino sería una “enseñanza vacía”, el profesor debe transmitir desde el corazón y eso lo aprende a través de su sadhana (práctica espiritual) y de impartir sus clases desde la sencillez y la humildad, vaciándose, para ser solamente un instrumento al servicio de algo tan grandioso y hermoso como es el Yoga. El alumno deposita en él su confianza, desnudando su mente, su corazón y su alma, lo que en determinados casos lo hace vulnerable e influenciable, ahí es donde el profesor debe mostrar su valía, su coherencia, su entrega y sobre todo su amor.  HARI OM TAT SAT

yoga_del_amor_de_la_paz_invitacion_personalizada-r510d8fca4b9445cc9234d69f2e5c97b4_imtzy_8byvr_512

 

La fugacidad del instante

gran mariposa flor

 

 

Lo único que es real es lo que estás viviendo en este preciso instante, estés donde estés y con quien estés. El momento presente, tan efímero que cuando lo observas ya se ha convertido en pasado. Es todo un «arte» poder saborear instante tras instante en un continuo de tiempo infinito.

La meditación vista por una niña de cinco años

Queremos compartir con todos vosotros como vive Ángela, una niña de cinco años, sus experiencias con la relajación y sobre todo con la meditación.

Al principio, en el grupo de Yoga para Niños, al final de la clase solíamos hacer unos minutos de relajación y visualización, pero luego comenzamos a introducir alguna técnica de meditación, ya en la posición sentada, también muy imaginativas y creativas. Y ahí ya ella se dio cuenta de que eran dos cosas diferentes y que le gustaba más la meditación.

Como a veces les decimos que, con los ojos cerrados, se concentren en la pantalla mental, ella ha descubierto ahí un «lugar muy especial», tal es así que cuando tiene un momento en que no hace nada (muchas veces cuando va en el coche) le dice a su mamá (alumna del Centro): «me voy aquí» y señala la frente.

Así que le hicimos una entrevista y estas fueron sus respuestas:

Pilar – Como en la meditación está concentrada en la pantalla mental, le pregunto donde está cuando hacemos relajación.

Ángela – En el campo, en el bosque, en el cielo, en el mar (siente que está donde se imagina).

 

P. – Como en la relajación a veces la veo imaginando con los ojos abiertos e incluso moviéndose como si escenificara lo que imaginaba, le pregunto si puede hacerlo.Ángela en el bosque

A. – Si que me relajo con los ojos abiertos pero con la meditación estoy muy quieta y con los ojos cerrados.

P. – Pero al principio, delante de los ojos cerrados, decías que no veías nada.

A. –  Al principio no veía nada pero luego estuve más atenta.

P. – ¿No piensas en nada?

A. – En cosas bonitas, imagino que un ángel es amigo mío. Primero lo veo muy oscuro y luego veo que hay más tranquilidad y más silencio.

P. – ¿Qué te gusta más de las dos cosas?

A. – En espacio dentro de la frente porque está más tranquilo. Es lo que más me gusta del yoga.

P. – ¿Qué sientes después cuando ya abres los ojos?

A. – Que estoy más tranquila y relajada, me enfado menos y estoy más contenta.

Como ella suele meditar cuando va en el coche, un día que habían llegado ya a su destino y ella seguía meditando su mamá le dijo: «que bien estás ahí…», a lo que Ángela respondió: «estoy tan bien que no querría llegar nunca».

Muchas gracias a Ángela por compartir tus «experiencias meditativas», esperamos que tu interés y tu práctica se vayan intensificando día a día, eso ya es motivo suficiente para que sigamos transmitiendo el Yoga, esos pequeños detalles engrandecen la enseñanza y alegran nuestro corazón.

Quiero hacer extensivo mi agradecimiento a todo el grupo de «Yoga para niños» por lo aplicados y dispuestos que sois y por todo lo que aprendo con vosotros, gracias por hacer que todo sea fácil. Un beso enorme.

 

 

 

Retiro de Yoga

Retiro Brihuega 2013En colaboración con el Centro de Yoga Satyananda de Zaragoza hemos organizado un precioso Retiro de Yoga  para el fin de semana de los días 12, 13 y 14 de julio de 2013 en la finca Nueva Vrajamandala, “un paraíso espiritual en la Alcarria”, ubicado en Brihuega (Guadalajara). El tema que hemos elegido es “Chakras y Nadis. Un sutil sendero hacia la Realización”. Os animamos a todos a daros un respiro participando  en estas “mini vacaciones yóguicas” porque será una experiencia muy bonita: el lugar, las personas que se encargan de hospedarnos, la enseñanza y el poder practicar al aire libre, la convivencia entre el grupo, la opción participar en actividades propias de la granja, etc.

Folleto informativo

 

XI ANIVERSARIO

Hoy se cumplen 11 años desde que este Centro de Yoga Shakti abrió sus puertas por primera vez. Durante este tiempo ha servido de punto de encuentro de muchas con el Yoga, para algunas de ellas ese encuentro fue como un “flirteo”, algo efímero y anecdótico en su vida; para otras ese encuentro ha supuesto un “antes  y un después” porque han sabido percibir y sobre todo han comprendido, no intelectualmente sino por experiencia propia,  todo lo que esta vía de crecimiento personal y espiritual puede aportar a sus vidas.

Tenemos claro que el Centro es sólo un espacio físico que algunos percibimos como un templo (Mandir) que nos invita a adentrarnos en nuestro verdadero templo que es el Ser (Atman), convirtiéndose en un lugar sagrado en el que aprendemos a  despojarnos de todo lo que no somos para comprender y discernir lo que en realidad Somos.

Velas flotando redondeadasEl Centro es la puerta de entrada a la Enseñanza, a la Transmisión de algo tan grandioso como es el Yoga. Esa enseñanza se ha indo transformando de una forma maravillosa, casi mágica, durante este tiempo: al comienzo era mucho más rígida, más estricta y más focalizada hacia el Hatha Yoga; ahora, conforme seguimos creciendo y evolucionando, entendiendo que el verdadero protagonista de esa transmisión es el alumno, se ha ido transformando en una enseñanza mucho más holística e integral.

Con ese ánimo de mejora y evolución es por lo que tenemos recién estrenada nuestra nueva  página web y nuestros espacios en las redes sociales, para que el gran privilegio de transmitir el Yoga más tradicional no se reduzca a un pequeño espacio sino que pueda llegar a todos aquellos que desde el corazón sienten una incesante inquietud de búsqueda, que no es otra que la búsqueda de uno mismo, del Ser.

Gracias a todos los que os habéis acercado en algún momento a este Centro porque de todos y cada uno de vosotros hemos aprendido algo. Y sobre todo gracias a los que pacientemente habéis continuado en ese camino que en su día iniciasteis, tal vez sin saber muy bien las dimensiones que tenía, pero en el que habéis descubierto una vía de crecimiento y mejora personal, no siempre fácil porque a veces te hace enfrentarte tanto con tus luces como con tus sombras, pero en el que aprendes que la clave está en la aceptación y que no tienes nada que temer ya que es un camino que ya han transitado otros muchos Seres (yoguis, rishis, swamis, gurus) que nos han precedido, dejándonos como legado su experiencia y enseñanza y hacia los cuales no cabe más que expresar una inmensa gratitud por facilitarnos este peregrinaje hacia el Ser.   HARI OM TAT SAT

Mandir: significa templo en sánscrito.

Atman: la Consciencia Universal (Brahman) individualizada en cada uno, nuestra entidad espiritual, según la filosofía del Yoga.