Archivo

Tantra, el culto de lo femenino

Según el contexto, tantra significa lanzadera, trama (del tejido), continuidad, sucesión, descendencia o también proceso continuo, desarrollo de una ceremonia, sistema, teoría, doctrina, obra científica, sección de una obra.

El tantra percibe el universo como un tejido donde todo se imbrica, todo se sostiene, todo actúa sobre todo. Uniendo el radical tan (estirar, extender) y el sufijo tra (que indica instrumentalidad), tenernos tantra, literalmente, instrumento de expansión del campo de la consciencia ordinaria, a fin de acceder a lo supraconsciente, raíz del ser y receptáculo de poderes desconocidos que el tantra quiere despertar y utilizar.

sri-yantra-bo“Todo lo que está aquí, está en otra parte; lo que no está aquí no está en ninguna parte.” Aunque no lo parezca, estas palabras, extraídas del Vishvasāra Tantra, encierran la esencia del tantra. Sin advertirlo, sus implicaciones vertiginosas disuelven las fronteras del mundo sensorial tranquilizador y nos conducen al corazón mismo de lo Real más real. Cuando se aborda la vida, la frase todo lo que está aquí está en otra parte trastorna nuestros conceptos usuales al afirmar, ni más ni menos, que la vida está presente en todo el cosmos, mejor aún, que el universo mismo es algo vivo. Para el tantra, la vida es un proceso continuo en el espacio y el tiempo. El universo es Consciencia y Energía asociadas.  La creación no es un acto único que se produjo de golpe en el comienzo de los tiempos, sino un proceso permanente.

Durante siglos, el drama de Occidente ha sido oponer la carne al espíritu, pero el tantra no ve frontera alguna entre los dos, ni siquiera una diferencia de naturaleza intrínseca. La salud, lejos de ser un lujo o el fruto del azar, se convierte en un deber. Es lógico que el hatha yoga, que nos da los medios para ello, provenga del tantraLa visión tántrica hace estallar las fronteras, o mejor dicho las disuelve, pues sólo existen en la mente. Tomar conciencia de que soy un proceso continuo, que no ha comenzado con la concepción y que no terminará con la muerte del yo, estructura utilitaria, me permite superar mi ego.

«La mujer crea el universo, es el cuerpo mismo de este universo. La Mujer es el soporte de los tres mundos, es la esencia de nuestro cuerpo. No existe otra felicidad que la que procura la Mujer. No existe otra vía que la que la Mujer puede abrirnos. Jamás ha habido ni habrá jamás, ni ayer, ni ahora, ni mañana, otra fortuna que la Mujer, ni otro reino, ni peregrinación, ni yoga, ni oración, ni fórmula mágica (mantra), ni accesis, ni otra plenitud, que los prodigados por la Mujer.» Shaktisangama-Tantra 11.52

El mensaje del tantra concierne tanto a la mujer como al hombre. La Shakti tántrica es o trata de convertirse en una verdadera mujer que se atreve a explorar las profundidades de su ser para descubrir allí sus fundamentos últimos. Ella es la diosa, es decir, la encarnación de una energía cósmica última, viviente y presente, aunque no lo sepa. La mujer es la verdadera iniciadora del hombre, su vía hacia el Ser. El sistema patriarcal ha privado al hombre de las verdaderas mujeres, peligrosas para su supremacía. En respuesta a eso, la mujer debe hacerse consciente de la Mujer que duerme en ella: ¡ya es hora de que la Shakti despierte! Pero para poder reestructurar la vida y la sociedad en torno a valores femeninos, el hombre, el macho, deberá descubrir —o redescubrir— las dimensiones femeninas, ocultas, de su ser.

Shiva ParvatiShakti es el nombre utilizado para referirse a la energía femenina que nutre a la divinidad. Se dice que cada uno de los dioses hacen uso de esta energía femenina para potenciar sus dones, ésta energía no es algo separado de ellos, simplemente es un aspecto de su ser.

Quizá podríamos empezar a hablar de energía femenina y masculina, ver un poco mas allá de los roles sociales y concebirnos como individuos con características “femeninas y masculinas”, trascender el machismo, trascender el feminismo y reconocernos mas humanos, independiente a biológicamente ser hombres o mujeres.

Libros de referencia:

  • “Tantra el culto de lo femenino”. – André Van Lysebeth.
  • “La tradición del yoga”.- Georg Feuerstein.
* En una próxima entrada abordaré otros aspectos del tantra y las diferentes vías que contempla.

HARI OM TAT SAT

Tantra. Fisiología sutil (II): los chakras

La fisiología sutil del Tantra y debido a su influencia, también del Yoga, encontramos una analogía entre el macrocosmos (Universo) y el microcosmos (cada individuo). Según el Tantra, el Universo que conocemos nace de una misma consciencia o principio absoluto que se escinde en dos: Shiva-Shakti (consciencia y energía) para dar origen a la consciencia individual. Estos principios siguen estando latentes en el ser humano en un continuo intento por fusionarse de nuevo para realizar o retornar a la unidad de donde evolucionaron.localización chakras

Shakti, la energía o poder femenino: es un aspecto creativo, dinámico, adoptó la forma de Kundalini, energía latente, que se sitúa en la base de la columna vertebral esperando ser despertada. Shiva: consciencia suprema, permanece como una cualidad estática, sin forma, se ubica en el centro psico-energético situado en la zona superior de la cabeza. En ese proceso de manifestación de la Consciencia, está se va densificando a través de diferentes estados o planos hasta dar lugar al cuerpo físico.

CHAKRAS

El término sánscrito चक्र cakra literalmente significa rueda y cada uno de ellos está asociado a diferentes niveles de consciencia, desde los más densos y primarios hasta los más sutiles. Son una alegoría, como una hermosa “escalera al cielo” muy útil para incorporarla a tu sadhana (práctica espiritual).

Existen siete chakras principales, distribuidos verticalmente en el canal axial, sushumna. Son centros de fuerza vital (prana) que vibran a distintas frecuencias. No hay que confundirlos con los plexos nerviosos, aunque están relacionados con ellos. Los yoguis desde la antigüedad los han descrito de una manera espiritual o simbólica. Estas descripciones te pueden servir como referencia pero lo mejor es tener tu propia experiencia, por medio de las diferentes prácticas, para obtener tu propio conocimiento personal. Concentrarse en ellos durante las prácticas yóguicas estimula el flujo de prana a través de los chakras y ayuda a activarlos.

Cada chakra tiene un color particular, un mantra, una ubicación, un nivel de frecuencia y un rango de experiencias y nivel de consciencia. En el Tantra y en el Yoga se simbolizan como flores de loto, un símbolo muy significativo, representando las tres etapas en el camino espiritual: ignorancia, aspiración y esfuerzo, e iluminación. El barro echa raíces en el barro (ignorancia), su tallo crece a través del agua en un esfuerzo hacia la superficie (esfuerzo y aspiración) y, finalmente, alcanza el aire y la luz directa del sol (iluminación). Así, el loto simboliza el crecimiento del hombre desde los estados más bajos de consciencia hasta los más elevados.

Los pétalos de loto, con una inscripción de los bija mantra o sonidos seminales del alfabeto sánscrito, representan las diferentes manifestaciones de la energía psíquica conectada con los chakras y con los nadis o canales psíquicos que llegan y salen de ellos. Dentro de cada loto hay un yantra conformado por el símbolo geométrico del elemento y del bija mantra asociados a cada uno.

Los siete chakras principales.

  1. muladhara-chakraमूलाधार Mūlādhāra chakra: mula significa raíz y adhara significa lugar, por lo tanto se le conoce como el chakra raíz. Está situado en el perineo, la zona comprendida entre los genitales y el ano. Se simboliza con un loto de cuatro pétalos de color rojo profundo; un cuadrado amarillo en el centro, yantra de prithivi tattwa o elemento tierra; y el bija mantra lam. En el centro del cuadrado hay un triángulo rojo invertido, símbolo de shakti o energía creativa. Dentro del tiángulo hay un swayambhu lingam color humo que simboliza el cuerpo astral. Hay una serpiente que representa la kundalini latente, enroscada tres vueltas y media alrededor del lingam. El propósito del yoga es despertar esa fuerza dormida a través de la purificación personal y la concentración de la mente, y conducirla hacia arriba para su unión con la consciencia pura. Con respecto a la personalidad tiene que ver en general con la propia seguridad personal, con la consecución y conservación del dinero y de los bienes materiales, también con el aspecto sexual y la procreación.
  1. swadhisthana_chakraस्वाधिष्ठान Svādhiṣṭhāna chakra: swa significa yo y sthan significa lugar de residencia, su significado literal es “la morada de uno mismo”. Se simboliza con un loto color carmesí de seis pétalos con una luna creciente blanca en el centro, yantra de apas tattwa o elemento agua; y el bija mantra vam. Sobre ella un mar en calma bajo un cielo estrellado. Tiene que ver con la alegría, el humor, el gozo de la sexualidad y la búsqueda del placer en general. A nivel más profundo es la sede del inconsciente individual y colectivo. Es el centro de los instintos humanos más primitivos y arraigados. Cuando se purifica se trasciende la naturaleza animal.
  1. manipura-chakraमणिपूर Maṇipūra chakra: mani significa gema y pura significa ciudad, por lo tanto significa “ciudad de las joyas”. Está situado en la zona lumbar de la columna (a la altura del ombligo). Se llama así porque, como es el centro del fuego, es reluciente como una joya y radiante de vitalidad y energía. Se representa con un loto de diez pétalos de color amarillo brillante. Dentro del loto hay un triángulo invertido de color rojo intenso, yantra de agni tattwa o elemento fuego; y el bija mantra. Es el centro de la autoestima, el dinamismo y el dominio. Está asociado a la ambición, la voluntad y la capacidad de gobernar.
  1. anahata-chakraअनाहत Anāhata chakra: anahata significa literalmente “que no ha sido tocado”. El sonido primordial, que proviene de más allá del mundo material, es la fuente de todos los sonidos y se conoce con el nombre de anahadnada o sonido psíquico. El centro del corazón es donde se manifiesta ese sonido. Está situado en la zona dorsal, entre los omóplatos. Se simboliza con un loto azul de doce pétalos con un hexágono formado por dos triángulos entrelazados en el centro, yantra de vayu tattwa o elemento aire. El bija mantra es yam. Es el centro del amor incondicional, donde se manifiestan las emociones y los sentimientos y donde se desarrolla la compasión, la fraternidad y la tolerancia universal, amando y aceptando a todos los seres por lo que son.
  1. vishuddhi-chakraविशुद्ध Viśuddhi chakra: la palabra shuddhi significa “purificación” y el prefijo vi enfatiza esta cualidad. Se simboliza con un loto color violeta con dieciséis pétalos, en el centro del loto hay un círculo blanco, yantra de akasha tattwa o elemento éter y gota de néctar para absorber y transformar las experiencias negativas es un estado de felicidad. El bija mantra es ham. En él se desarrollan la comprensión correcta y el discernimiento. Tiene que ver con la comunicación y las relaciones interpersonales. Se aceptan las dualidades de la vida, fluyendo con ella, dejando que las cosas pasen como tienen que pasar, sin diferenciar entre lo bueno y lo malo.
  1. agya-chakraआज्ञा Ajna chakra: la palabra ajna significa “orden”, es como el centro de mando de los otros chakras inferiores. Está situado en el centro del cerebro, a la altura del entrecejo. Se representa como un loto plateado con dos pétalos que representan la fuerza vital (nadi píngala) y la fuerza mental (nadi ida) que convergen en ese centro junto con el nadi sushuma, el canal de la fuerza espiritual; en el centro un triángulo rojo invertido (Shakti-energía/fuerza/poder) y dentro de él un lingam (Shiva-consciencia) bien definido y de color negro intenso. El bija mantra sagrado es Om. Su elemento es manas, la mente. En él se desarrollan la sabiduría y la intuición y se potencian. Cuando se estimula, la mente se vuelve estable y fuerte y se adquiere pleno control sobre el prana o fuerza vital.
  1. sahasrara-chakraसहस्रार Sahasrāra chakra: la palabra sahasrara significa mil. Está situado en la cima de la cabeza. No es realmente un chakra, sino la morada de la consciencia superior. Se representa con un loto brillante de mil pétalos que contiene los 52 bija mantras del alfabeto sánscrito repetidos 20 veces. En el centro del loto hay un brillante jyotirlingam o lingam de luz, símbolo de la consciencia pura. En él tiene lugar la unión mística de Shiva y Shakti, la fusión de la consciencia con la materia y la energía, del alma individual con el alma superior, dando lugar a un estado de embriagante bienaventuranza. Quien lo logra adquiere el conocimiento supremo y trasciende el nacimiento y la muerte.

Este interesante entrada sobre los chakras está basada en la enseñanza del linaje de Swami Satyananda Paramahansa, ante la cual expreso mi más humilde agradecimiento.

La información de cada uno de los chakras es muy extensa, si visitas a menudo este blog y tienes interés me lo haces saber para preparar una entrada más detallada de cada uno. Un abrazo en tu corazón. HARI OM TAT SAT

Tantra. Fisiología sutil (I): el prana y los nadis.

La fisiología sutil del Yoga proviene del Tantra. Lo que los hindúes llaman prāṇa प्राण significa literalmente “vida” o “fuerza vital”. Según esta visión tántrica, la fuerza vital universal se condensa en el cuerpo sutil individual y fluye a través de unos canales que en sánscrito se llaman nāḍī नाडी

Los textos tradicionales hacen referencia a 72.000 nadis en total. Todos ellos se origina en el “bulbo”, en sánscrito llamado kanda, localizado según algunas corrientes en la zona genial o del perineo, aunque algunos textos lo sitúan en la zona del ombligo. Dentro de esos innumerables nadis 14 son importantes:

1. Sushumna
2. Ida
3. Pingala
4. Gandhari
5. Hastajihva
6. Kuhu
7. Saraswati
8. Pusha
9. Sankhini
10. Payasvini
11. Varuni
12. Alambusha
13. Vishvodhara
14. Yasasvini

De todos ellos, en toda la tradición yóguica, se establecen tres corrientes principales: suṣumṇā सुषुम्णा  iḍā इडा  y piṅgala पिङ्गल    *

Sushumna nadi, literalmente “la más propicia”, es el principal y viene a ser la contraparte sutil de la columna vertebral, a esta corriente axial también se la conoce como brahma nadi. Solamente este nadi se extiende desde la base de la columna vertebral hasta la coronilla.pranaCal-09

Según la mayoría de los textos tántricos, a la izquierda del canal axial se encuentra ida nadi que literalmente significa “pálido” y cuyo símbolo es la luna y a la derecha se encuentra pingala nadi que literalmente significa rojizo y cuyo símbolo es el sol. Estos nadis se enroscan alrededor de sushumna formando una escalera helicoidal. confluyen encontrándose en cada uno de los seis chakras (centros psico-energéticos) y finalizan en el centro que esta situado en el interior de la cabeza.

Mediante las diferentes técnicas del yoga se pretende canalizar el flujo bioenergético hacia el nadi sushumna, ya que mientras la fuerza vital oscila entre ida y pingala la consciencia permanece exteriorizada. Dirigiendo el prana hacia el nadi sushumna el yogui estimula la fuerza/energía latente llamada kuṇḍalinī कुण्डलिनी para que ascienda por ese canal hasta la cima de la cabeza, llegando así a un estado de éxtasis beatífico conocido como samadhi.

El conocimiento de los nadis sushumna, ida y pingala es básico en el hatha yoga. A nivel físico se relacionan con el Sistema Nervioso Autónomo: el nadi ida o nadi lunar se relaciona con el sistema nervioso parasimpático y el nadi pingala o nadi solar se relaciona con el sistema nervioso simpático.

Existe una interdependencia entre la actividad de los nadis y la respiración nasal. Debido a su conexión con los conductos nasales, ida y pingala regulan toda la actividad cuerpo-mente. Los conductos nasales tienen un funcionamiento cíclico, de forma que, normalmente, predomina la respiración de uno de ellos. En las personas que están equilibradas, la respiración va cambiando a lo largo del día de un conducto a otro, en periodos que oscilan entre una y dos horas. Esta alternancia crea armonía en todos los sistemas.

Los nadis y los conductos nasales también están conectados con los hemisferios cerebrales: el conducto nasal izquierdo (ida) esta ligado al hemisferio cerebral derecho que es el responsable de la orientación en el espacio, la percepción psíquica, la intuición, la creatividad, la sensibilidad artística, etc. El conducto nasal derecho (pingala) está ligado al hemisterio cerebral izquierdo que se encarga del análisis lógico-matemático: la mente racional. Cada nadi proporciona energía al hemisferio asociado, por esta causa la actividad cerebral se ve condicionada por el flujo de los nadis y la respiración nasal. El Swara Yoga se dedica al estudio en profundidad de los nadis, su funcionamiento, alternancia, predominio de uno u otro, y a como diferentes aspectos: alimentación, descanso, estado ánimo, respiración, fases lunares, etc. influyen positiva o negativamente en esa alternancia o predominio.

 

*Hemos hecho referencia una vez a los nombres en sánscrito de manera que figuren en grafías devanágari y en su transliteración con signos diacríticos, por una cuestión práctica luego hemos continuado con la trasliteración habitual que se adapta mejor a las grafías latinas.