Archivo

Hummus, guacamole y salsa árabe de yogur

crudites

 

 

Hoy, a petición de quienes las habéis probado en alguna de nuestras actividades, os presentamos la receta de tres salsas que son perfectas para acompañar verduras cortadas en tiras finas (tipo crudité) o también con algún tipo de ensalada a la que quieras dar un toque fresco o incluso utilizarlas para untarlas con pan árabe, tostaditas, nachos o picos:

 

 

 

 

HUMMUS

Ingredientes:

  • 400 gramos de garbanzos cocidos
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de tahini o pasta de sésamo
  • Un pellizco de comino según el gusto
  • El zumo de 1 limón aproximadamente
  • Unas 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

Preparación

houmousSi los garbanzos son de bote conviene lavarlos bien. A continuación mezcla todos los ingredientes en un recipiente y los bates con la batidora hasta conseguir una textura cremosa y homogénea.

Si lo quieres más cremoso le puedes echar un poco de agua o caldo de la cocción de los garbanzos.

Para servirlo lo puedes adornar con trocitos de tomate, un poco de comino y un poco de pimentón, también queda bien con semillas de sésamo, eso ya según tu creatividad, pero ponle un chorrito de buen aceite de oliva por encima.

 

GUACAMOLE

Ingredientes:guacamole

  • Un aguacate maduro
  • Un cuarto de cebolla tierna
  • Un trozo de pimiento verde, dependiendo del tamaño
  • Una pizca de sal
  • Zumo de media lima o limón
  • Un chorrito de aceite de oliva

Preparación

Pon todos los ingredientes troceados en un recipiente y  tritúralos con la batidora, el toque de cebolla, pimiento y limón es muy personal así que es preferible que al principio pongas poca cantidad y que vayas probando y añadiendo más a tu gusto.

 

SALSA DE YOGURsalsa de yogur

Ingredientes:

  • Dos yogures griegos
  • Hierbabuena, fresca o seca (molida)
  • Mezcla de pimientas o pimienta roja
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Mezcla bien todos los ingredientes, la hierbabuena tiene que estar picada muy finamente si es fresca, o bien molida si es seca.

 

CUSCÚS CON VERDURAS

Ingredientes:

2 cebollas pequeñas, en rodajas finas

3 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharadita de cúrcuma

½ cucharadita de guindilla en polvo

2 cucharaditas de jengibre fresco rallado

1 ramita de canela y un poco de canela en polvo (si eres fanático de esta especia)

2 zanahorias medianas, en rodajascuscus con verduras

1 ½ tazas de caldo vegetal

300 gr. de calabaza, en daditos

250 gr. de coliflor, en ramilletes

2 calabacines medianos, troceados

1 bote de garbanzos, escurridos

2 cucharadas de cilantro fresco picado

250 gr de cuscús instantáneo

250 ml de agua hirviendo

30 gr de mantequilla

Sal

Preparación:

Por en aceite en una cazuela y fríe la cebolla a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que esté tierna, ve incorporando las verduras y deja que se rehoguen bien. Añade la cúrcuma, la guindilla en polvo y el jengibre, rehogándolo durante un minuto más sin dejar de remover.

Incorpora la canela y el caldo. Remuévelo todo, tápalo y deja que hierva, baja el fuego y déjalo cocer hasta que las hortalizas estén tiernas. Añade los garbanzos, la sal y el cilantro, cuécelo sin tapar durante unos 5-10 minutos.

Pon el cuscús en un bol, le añades el agua (ligeramente salada) hirviendo y lo dejas reposar 2 o 3 minutos, añades la mantequilla y lo remueves con un tenedor para que se suelte bien.

Sirve las verduras junto con el cuscús. Incluso está aún mejor si preparas las verduras de un día para otro y las dejas reposar.

Puedes utilizar las verduras que más te gusten y variar la receta y el toque de las especias se lo das a tu gusto, más o menos intenso. Y si quieres que sea más nutritivo puedes añadir frutos secos al cuscús.

Las galletas de mantequilla de Beti

galletas-mantequilla1

Por fin Beti nos ha revelado su “gran secreto”, la receta de sus deliciosas galletas. Anímate a hacerlas que es muy sencillo y están muy ricas. Gracias Beti.

Ingredientes:

200 gr. de harina

100 gr. de mantequilla

100 gr. de azucar

1 huevo

Preparación:

Amasa bien todos los ingredientes. Es importante que la mantequilla esté blanda pero no caliente para poderla trabajar.

Si lo deseas puedes añadir a la masa algún ingrediente más: cacao, pepitas de chocolate, azúcar avainillado, frutos secos, ralladura de limón o de naranja, etc.) y le das la forma deseada con un cortapastas o haciendo rollos de masa que envuelves en papel film y metes en la nevera para que se enfríe y poder cortar las galletas.

Hornéalas durante 8-10 minutos, dependiendo un poco del grosor que tengan. Y ¡a disfrutar!

Simplemente maravillosas

En el Curso de Cocina India Vegetariana que organizamos aprendimos a hacer un sencillo y exquisito dulce, algunos de vosotros lo habéis probado en las celebraciones que hacemos y muchos nos pedís la receta, aquí la tenéis, así que animaros a hacerlas porque son muy fáciles de preparar.

Simplemente maravillosasIngredientes:

125 gr. de leche en polvo

125 gr. de mantequilla

100 gr. de azúcar glaçe

ralladura de naranja y/o limón

vainilla

Elaboración:

Mezcla la leche en polvo con la mantequilla, que previamente habras dejado a temperatura ambiente para que se ablande, añade el azúcar, la ralladura y la vainilla. Mezcla todo bien hasta conseguir una masa uniforme y maleable. Haces bolitas del tamaño de una nuez y las pones en la nevera para que se endurezcan. También puedes ponerles frutos secos picados ( almendras, anacardos, nueces, coco, etc.)

Para ver esta y otras exquisitas recetas visita La cocina de Gundicha

 

Croquetas de almendras

esencia-de-almendras-aromatica
Te proponemos una opción vegetariana realmente nutritiva de las tradicionales croquetas, son muy fáciles de hacer y realmente exquisitas.

Ingredientes:

Unos 250 gr. de almendras crudas y con piel

Una cebolla

5 o 6 cucharadas de harina (mejor integral)

Leche (la que admita, dependerá mucho de la clase de harina que uses)

Aceite

Sal

Pimienta molida

Harina, huevo y pan rallado para rebozarlas y aceite para freírlas.

Elaboración:

Pica las almendras muy finas y resérvalas, tritura la cebolla aparte y fríela en unas 2 o 3 cucharadas de aceite, cuando ya esté pochada y comience a dorarse añade las almendras y las rehogas con el fuego bajo para que no se quemen, cuando empiecen a tostarse añade la harina y también la tuestas un poco hasta que se una a la masa (quedan como bolitas sueltas), después vas añadiendo la leche poco a poco y sin dejar de remover para que no se pegue hasta que obtenga una consistencia blanda pero firme, que no se adhiera a las paredes del recipiente, al final le añades la sal y la pimienta a tu gusto.

Dejas que la masa se enfríe y después formas las croquetas, las pasas primero por harina, luego por huevo (o algo que lo sustituya, en el caso de que no los tomes) y después por pan rallado (así quedan muy crujientes por fuera) y las fríes en abundante aceite, dejas que escurran el aceite sobrante en un papel absorbente y a disfrutar, ¡que aproveche!

Bizcocho especiado

INGREDIENTESBizcocho

  • 1 yogur natural, puede ser griego o bífidus
  • 2 medidas de yogur de azúcar, puede ser moreno
  • 1 medida de yogur de aceite
  • 3 medidas de yogur de harina, puede ser integral
  • 3 huevos
  • 2 cucharaditas de café de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de café de canela
  • 3 clavos de olor (molidos)
  • 1/2 cucharadita de café de jengibre rallado fresco o en polvo 110 g de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • Un poquito de aceite para engrasar el molde.

 PREPARACIÓN

Comienza batiendo los huevos con el azúcar hasta que se disuelva bien y quede una mezcla espumosa.

  1. Añade el yogur y el aceite y vuelve a batir hasta que esté todo bien mezclado.
  2. Incorpora la harina, las especias, la levadura y la sal y bátelo bien hasta que obtengas una mezcla homogénea de una textura cremosa.
  3. Engrasa el molde y vierte en él la masa.
    1. Introdúcelo en el horno, que habrás precalentado a unos 160-170 grados. Para que suba bien el bizcocho es mejor poner la rejilla (sobre la que está el molde) en una de las alturas más bajas del horno (si tiene 4, lo sitúas en la 1ª o la 2ª), eso también dependerá del horno del que dispongas.
    2. Lo horneas durante unos 30 minutos y cuando apagues el horno lo dejas reposar dentro durante unos 5 o 10 minutos. Para comprobar si está hecho, lo pinchas con un palillo y debe salir limpio.

Variaciones:

Si quieres hacerlo de naranja, sustituyes las especias por una naranja entera (sí, sí, con cáscara y todo) que deberás triturar y mezclar con el azúcar y los huevos (que en este caso pueden ser 2 en lugar de 3), seguramente para que la mezcla final no esté tan líquida deberás añadir algo más de harina.

Puedes sustituir las especias por ralladura de limón o también por trocitos de manzana (añadiéndole 2 o 3 manzanas peladas) o por cacao en polvo. No te cortes y dale rienda suelta a tu creatividad.

En cualquier variedad es perfecto para acompañar al té yóguico. ¡Que disfrutes!

 

Té yóguico

especias chai

 

Tras la insistencia de muchos de los que ya lo habéis probado, os facilito la receta de ese exquisito y aromático té. Pero tened en cuenta que, al no haber una mezcla preparada previamente, el matiz de las especias se lo vais a dar cada uno de vosotros dependiendo de vuestro gusto personal, así que las cantidades que indico son aproximadas.

Además de sentir una eclosión de sabores en tu boca, su combinación de especias hace que sea muy tonificante y vivificador para el cuerpo y la mente.

Ingredientes:

–          1 litro de agua

–          7 semillas de cardamomo

–          6 o 7 clavos

–          5 o 6 granos de pimienta o un poquito de pimienta molida (si la mueles en el instante es más aromática)

–          1 ramita de canela

–          Un poco de vainilla, puede ser en polvo o en esencia.

–          Un trocito de jengibre fresco o una pizca de jengibre seco molido.

–          Un poco de canela en polvo.

–          Una cucharadita de té negro (opcional).

–          Leche o leche de soja (opcional).

Preparación:

Pon el agua a hervir  y le vas añadiendo los ingredientes más duros: la rama de canela, el cardamomo (mejor si abres las vainas para que las semillas suelten todo el sabor), los clavos y la pimienta.

Cuando comience a hervir lo dejas a fuego mínimo durante unos 5 minutos y luego añades la vainilla, el jengibre y la canela en polvo y lo dejas unos 2 o 3 minutos más.

A continuación apagas el fuego y cuando deje de hervir añades el té y lo dejas reposar unos 4 o 5 minutos antes de colarlo. Una vez filtrado le puedes añadir la leche y endulzarlo  o tomarlo tal cual.

El té yóguico te dará más energía y vigor, prueba a hacer esta deliciosa y tradicional receta. ¡Que lo disfrutes!