Archivo

Yoga para prevenir y aliviar el dolor de espalda

Los problemas de espalda son algo que está presente en nuestra vida de manera habitual, ya que normalmente debido al estrés, a las malas posturas o a la falta de ejercicio, nuestra espalda o alguna parte de ella suele verse afectada. La zona cervical o lumbar son las que habitualmente más se sobrecargan a causa de la tensión. Por ello queremos destacar el yoga como una buena manera para conseguir aliviar tensiones en la espalda y mantener una perfecta salud en esta parte del cuerpo que tanto dolor y molestias ocasiona.

Meditación anjali

Ante todo hay que tener presente que el yoga se basa en una serie de posturas que lo que buscan es contribuir a la elongación del cuerpo, dotándolo de mayor flexibilidad, fuerza y resistencia. La espalda es la parte que más va a mejorar, pues en todas las posturas y ejercicios del yoga se toma como referencia la columna vertebral.marjariasana

Por ejemplo con la técnica del gato dinámico (marjariasana) se consigue liberar y flexibilizar toda la columna vertebral, especialmente la zona cervical y la zona lumbar.

Una de las prácticas más completas es el saludo al sol (suryanamaskar) ya que nos permite trabajar y tomar consciencia de todo el cuerpo, estirándolo y fortaleciéndolo, resultando muy beneficioso para toda la espalda y para el resto de las articulaciones.

La práctica de las posturas (asana) supone un trabajo más específico sobre determinadas zonas de la columna vertebral y de la espalda, según queramos estirar, tonificar, flexibilizar, reeducar, etc.

El yoga también estimula la liberación de endorfinas y otros neurotransmisores, sustancias producidas naturalmente por el cerebro que provocan sensación de bienestar y placer. Se ha investigado que el yoga libera más endorfinas que otros tipos de ejercicio, pues sus movimientos y posturas estimulan áreas específicas de nuestro cuerpo que activan diferentes productos químicos en el cerebro. Estudios científicos sugieren que el yoga mejoraría la conducta, al reducir el hábito de evitar ciertas actividades, y hasta la función neurológica, al modificar cómo el cerebro procesa el dolor.

¡Anímate ya a probarlo! Todas estas razones y otras muchas, seguro que te motivan para intentarlo.

20150628_114357

 

Kapalabhati para prevenir y aliviar catarros y gripe

Practicar yoga habitualmente ayuda a reforzar el sistema inmunológico, pero es especialmente en esta época del año cuando algunas de sus técnicas son muy beneficiosas para combatir, aliviar y prevenir los catarros y la gripe. Una práctica muy recomendable es la técnica llamada KAPALABHATI

Kapala, literalmente, significa cráneo, cabeza y todo su contenido y bhati significa purificar, hacer brillar, limpiar.

Kapalabhati es además uno de los ejercicios de purificación (ṣaṭkarman) que limpia las vías respiratorias de mucosidades e impurezas y estimula el metabolismo elevando el calor corporal.

I.- Cuando hacemos kapalabhati limpiamos los senos (frontales, maxilares, etmoidal y esfenoidal), los senos sirven de caja de resonancia, también para acondicionar el aire que entra y tienen como función aligerar el peso de la cara y del cráneo, intervienen en la respiración y en el olfato.

II.- La acción del kapalabhati sobre el cerebro está vinculada a crear estados de alcalosis respiratoria, por ello tiene una profunda repercusión en todas las células del cuerpo y especialmente en las neuronas. La respiración es el único mecanismo que permite literalmente masajear el cerebro por los cambios de presión que se producen en el líquido cefalorraquídeo, este beneficioso masaje se potencia aún más con la práctica de kapalabhati.

Técnica:

Consiste en una serie de ráfagas respiratorias, en las que la expulsión es activa a base de contraer bruscamente el abdomen y, a continuación, dejar que el abdomen se relaje, vuelva hacia delante y el aire entrará pasivamente. Un ciclo consiste en cada una de esas expulsiones activas y su correspondiente inspiración pasiva, normalmente se practican varias rondas de 40 ciclos en adelante, pero puedes comenzar perfeccionando la técnica haciendo series más cortas. Te propongo realizar tres rondas de 40, 50 y 60 ciclos, respectivamente.

La práctica debes realizarla en posición sentada (postura de meditación) pero tienes que  expandir el tórax hacia Kapalabhatiarriba y hacia delante, al hacerlo notarás que el abdomen se estira y se esconde un poquito. Manteniendo esa posición del tórax expandido, inspira profundamente y, sin que decaiga el tórax, relaja un poquito el abdomen y comienza la primera serie de 40 ciclos. (Comprueba que el aire entra después de salir, sino poco a poco te vas a quedar sin aire. Evita fruncir el ceño o ejecutarlo con demasiada fuerza y como consecuencia mover todo el cuerpo).

Una vez que has hecho los 40 ciclos, al terminar expulsa todo el aire, vacía bien tus pulmones, después inspira de forma completa y vuelves a expulsar alargando la expulsión. Después deja la respiración espontánea para que se relaje la musculatura del abdomen y observa las sensaciones que ha dejado la práctica en tu cuerpo y en tu mente.

A continuación te aconsejo realizar unas cuantas respiraciones completas.

Efectos:

Estos son algunos de los beneficiosos efectos de esta maravillosa técnica: gran oxigenación en todo el organismo. Purifica los pulmones y aumenta su elasticidad. Mejora muchas afecciones respiratorias. Masajea y activa el sistema digestivo, tonificando los músculos abdominales. Excelente  tónico para todo el sistema nervioso. El cerebro se ve irrigado por una sangre rica en oxígeno, beneficiándose con un estímulo natural, mejorando las capacidades mentales e intelectuales. Aporta vitalidad y despeja la mente.

breathing