Archivo de etiquetas| atman

PUENTE A LA INMORTALIDAD

Manifiesto, bien fijado, con el lugar secreto por nombre, gran soporte, allí se enraíza lo que se mueve, alienta o parpadea, lo que Él es, ser y no ser a un tiempo, conocéis: deseable, más allá del discernimiento, lo más preferible de las criaturas.
Lo que es resplandeciente y sutil entre lo sutil,

donde están colocados mundos y mundanales,

eso es este Brahman imperecedero,Meditación mudra adornos

eso es este prana, la palabra, el pensamiento,

eso es esta verdad, esta inmortalidad,

eso hay que penetrar, sábelo, querido.

 

Tras tomar el arco, el gran arma de la Upanishad,

colocad una flecha afilada con la meditación;

tras tensarlo con la consciencia de su sacralidad,

penetra en la diana, querido, en lo imperecedero.

 

Om vidrieraLa sílaba mistica1 es el arco, la flecha el Atman2,

el Brahman se dice que es la diana;

hay que penetrarlo sin fallar,

lleno de flechas, hágase idéntico a esto.

 

Donde están cielo y tierra y espacios intermedios,

tejido está el pensamiento junto con todos los pranas.

¡Conoced a este único Atman, libraos de otras enseñanzas,

Él es el puente de la inmortalidad!

 

Donde, como radios en el cubo de la rueda, confluyen las arterias3,

Él se mueve por dentro, naciendo de muchos modos.

¡Om, meditad así en el Atman!

¡Éxito a vosotros al cruzar a la otra orilla de las tinieblas!

 

Pranavah: designación de la sílaba mística OM.

2La Consciencia individualizada en la persona que medita.

3Literalmente “río”.

 Mundaka Upanishad 2.2.1 a 2.2.6

XI ANIVERSARIO

Hoy se cumplen 11 años desde que este Centro de Yoga Shakti abrió sus puertas por primera vez. Durante este tiempo ha servido de punto de encuentro de muchas con el Yoga, para algunas de ellas ese encuentro fue como un “flirteo”, algo efímero y anecdótico en su vida; para otras ese encuentro ha supuesto un “antes  y un después” porque han sabido percibir y sobre todo han comprendido, no intelectualmente sino por experiencia propia,  todo lo que esta vía de crecimiento personal y espiritual puede aportar a sus vidas.

Tenemos claro que el Centro es sólo un espacio físico que algunos percibimos como un templo (Mandir) que nos invita a adentrarnos en nuestro verdadero templo que es el Ser (Atman), convirtiéndose en un lugar sagrado en el que aprendemos a  despojarnos de todo lo que no somos para comprender y discernir lo que en realidad Somos.

Velas flotando redondeadasEl Centro es la puerta de entrada a la Enseñanza, a la Transmisión de algo tan grandioso como es el Yoga. Esa enseñanza se ha indo transformando de una forma maravillosa, casi mágica, durante este tiempo: al comienzo era mucho más rígida, más estricta y más focalizada hacia el Hatha Yoga; ahora, conforme seguimos creciendo y evolucionando, entendiendo que el verdadero protagonista de esa transmisión es el alumno, se ha ido transformando en una enseñanza mucho más holística e integral.

Con ese ánimo de mejora y evolución es por lo que tenemos recién estrenada nuestra nueva  página web y nuestros espacios en las redes sociales, para que el gran privilegio de transmitir el Yoga más tradicional no se reduzca a un pequeño espacio sino que pueda llegar a todos aquellos que desde el corazón sienten una incesante inquietud de búsqueda, que no es otra que la búsqueda de uno mismo, del Ser.

Gracias a todos los que os habéis acercado en algún momento a este Centro porque de todos y cada uno de vosotros hemos aprendido algo. Y sobre todo gracias a los que pacientemente habéis continuado en ese camino que en su día iniciasteis, tal vez sin saber muy bien las dimensiones que tenía, pero en el que habéis descubierto una vía de crecimiento y mejora personal, no siempre fácil porque a veces te hace enfrentarte tanto con tus luces como con tus sombras, pero en el que aprendes que la clave está en la aceptación y que no tienes nada que temer ya que es un camino que ya han transitado otros muchos Seres (yoguis, rishis, swamis, gurus) que nos han precedido, dejándonos como legado su experiencia y enseñanza y hacia los cuales no cabe más que expresar una inmensa gratitud por facilitarnos este peregrinaje hacia el Ser.   HARI OM TAT SAT

Mandir: significa templo en sánscrito.

Atman: la Consciencia Universal (Brahman) individualizada en cada uno, nuestra entidad espiritual, según la filosofía del Yoga.

 

El mantra OM

Razones para comenzar tu sadhana de Yoga con el canto del mantra OM:

OMlamparita

  –   Es el

sonido primordial, la vibración cósmica de donde proviene todo.

  –   Depende de la intención y comprensión de cada uno es una invocación (in – hacia adentro), si percibe que   su propia conciencia o ser interior (Atman) forma parte de la Conciencia Universal (Brahman); evocación (e – hacia fuera), si su relación con esa Conciencia es de identificarse con ella pero sintiéndose separado de ella; o convocación que serviría para ambos casos ya que convoca, reúne.

– Te ayuda a armonizarte interiormente, apaciguando la mente para crear una buena disposición para la práctica.

–      Es una vibración que unifica el ambiente y armoniza al grupo, cuando la práctica es colectiva, como cuando una orquesta antes de comenzar a tocar afinan los instrumentos para que estén en consonancia.

–       La vibración de la “O” (au) en la caja torácica ejerce un suave y beneficioso masaje pulmonar y alveolar. La vibración de la “M” al resonar en la cavidad craneal, supone un suave masaje para el cerebro y sus neuronas.

–       Se alarga beneficiosamente la salida del aire con lo que se prepara la respiración.

–       Crear armonía tanto en quien lo canta o repite mentalmente, como en el espacio en el que se realiza.