Archivo de etiquetas| autorrealización

La historia de Shukhdev

mujeres-con-cantaros-agua-en-rajasthanShukhdev era un joven sabio y sucedió que un día a la sociedad le pareció que él era más importante que su padre y que tenía mayor conocimiento y logros en todos los aspectos. Entonces su padre decidió que le iba a enseñar que sus logros no eran perfectos y que no debía vanagloriarse de ellos. Lo llamó y le dijo: “Ve a la corte del Rey Janaka y pregúntale si es posible autorealizarse siendo gobernador de un reino”.

Shukhdev fue a la corte del emperador y allí vio la abundancia, la riqueza y la prosperidad, las bailarinas, los vinos, el oro, las joyas y la belleza. Comenzó entonces a pensar: “¿Cómo puede este rey, rodeado de todos estos objetos que generan gratificación sensual, hablarme de liberación sobre las ataduras de la vida?”

Pero como su padre le había dicho que le preguntara al rey, tenía que hacerlo. Entonces le dijo: “Rey Janaka, sé que la sociedad lo considera un ser realizado, sin embargo yo lo veo rodeado de muchas trampas sensoriales”. El rey Janaka le respondió que en el momento estaba ocupado puesto que estaba celebrando el día de Fundación de la ciudad y había un festival importante y que viniera a verlo por la noche. Le sugirió que visitara la ciudad y recorriera los sitios turísticos con la ayuda de sus guardaespaldas.  Shukhdev se puso muy contento y pensó: “voy a tener guardaespaldas reales conmigo y voy a caminar por toda la ciudad y ver todo” Entonces el rey le dijo: “Solamente hay una cosa que tienes que hacer: lleva una jarra llena de agua en tu cabeza y no dejes que caiga ni una sola gota. Si cae una sola gota de agua, mis guardaespaldas te cortarán la cabeza.”

Shukhdev estuvo de acuerdo y llevó la jarra llena de agua, la puso sobre su cabeza y comenzó a caminar en compañía de los dos guardaespaldas. Las espadas estaban listas y le advirtieron que si derramaba una sola gota de agua le cortarían la cabeza. Durante cinco horas Shukhdev caminó por toda la bella ciudad y luego regresó a la corte del rey.

El rey Janaka le preguntó a Shukhdev: “Te gustaron las decoraciones de la ciudad, las luces, los colores, los jardines, los festivales?, ¿Disfrutaste de la belleza de la ciudad?” Shukhdev respondió: “Con dos guardias con sus espadas listos para cortar mi cabeza, todo el  foco de mi atención estaba en no derramar una gota de agua, no vi nada. No vi ninguna persona, no vi color alguno, no vi luces, ningún festival o feria. Toda mi atención estaba fija en no derramar ni una gota de agua”. El rey respondió: “ahora ya tienes la respuesta que viniste buscando”.