Archivo de etiquetas| consciencia testigo

La meditación en la vida cotidiana.

Yoga, un estilo de vida.

  • Todas las prácticas de yoga que solemos realizar son muy beneficiosas y nos ayudan a encauzar nuestra vida de un modo armonioso y positivo.
  • Para que el equilibrio se convierta en nuestra naturaleza habitual y deje de ser un estado intermitente que depende de los acontecimientos, es necesario que nuestra práctica deje de ser una simple práctica y se transforme en un estilo de vida.

El ser humano está dormido.

  • El hombre común y corriente está dormido. Padece una actividad mental caótica y sin rumbo. Está habitualmente perdido en largas divagaciones, consumido por un diálogo interno que muchas veces es obsesivo y no tiene sentido.shiva lingam hd wallpapers Beautiful Photographs 821 best Mahadev images on Pinterest
  • El individuo no se da cuenta de que él existe mientras vive, piensa y actúa. Ha perdido la conexión con su centro, con su esencia, con su Ser. Por otro lado, la repercusión de los pensamientos negativos pasa una gran factura a su salud física y mental.

La raíz de la enfermedad está en la mente.

  • La raíz del problema está en la mente. En concreto, en los patrones mentales reactivos de “apego-aversión” (raga-dwesha) y en las fluctuaciones incontroladas de los pensamientos que generan un tremendo caos mental.
  • Hay muchísimas ocasiones en las que el pensamiento se convierte en una inercia mecánica y turbulenta que nos desconecta de la realidad y nos predispone a estados de ansiedad, preocupación, miedo y todo tipo de emociones negativas. En consecuencia nos desequilibra y nos precipita hacia el sufrimiento.

La relación con los pensamientos.

  • El problema en sí no son los pensamientos sino la relación que establecemos con ellos, la identificación y consiguiente reacción; una relación neurótica en la que el pensador es cazado por el pensamiento, se identifica con él y se deja arrastrar, olvidando que su verdadera identidad es independiente y diferente del fluir efímero de dichos pensamientos.

Consciencia testigo, eje del despertar y de la transformación.

  • La mejor forma de liberarnos del efecto negativo que tienen en nuestra salud física y mental los pensamientos involuntarios o espontáneos y el diálogo interno es lo que en el yoga se define como el desarrollo de la consciencia testigo: una actitud de aceptación y observación imparcial ante nuestras emociones, pensamientos y sensaciones.
  • Hay que seguir establecido en la consciencia testigo en medio de las situaciones del vivir cotidiano. Es así como la práctica meditativa deja de ser una simple práctica y se transforma en un estilo de vida. Es así, como la meditación se expresa en la acción y fructifica la sadhana.
  • El despertar y la transformación profunda sólo suceden cuando actualizamos la consciencia testigo y nos desidentificamos y deshipnotizamos del mecánico diálogo interno. Llevar a cabo este despertar no es sólo cuestión de practicar técnicas sino de cultivar una actitud de alerta que impregna toda nuestra vida.

DhyanasanaLa meditación en la vida cotidiana.

  • La consciencia testigo no requiere actuar ni es un trabajo. No hay que suprimir ni alimentar nada. Es un no-hacer, no intervenir, no involucrarse. Es un puro observar desde la aceptación, que nos libera de los condicionamientos mentales, nos permite ver las cosas tal y como son y comprender la naturaleza profunda de todo fenómeno.
  • Cada momento y situación de la vida cotidiana es una invitación a vivir conscientemente, a desarrollar la consciencia testigo.

Bibliografía de referencia: Resvista Yogaworld.

 

Sakshi Bhava, la consciencia testigo.

Sakshi Bhava o actitud de la consciencia testigo, significa ser un testigo de todos los fenómenos que están sucediendo y que nuestra mente interpreta a través de los sentidos, sin identificarte con los pensamientos, sentimientos y sensaciones, no asociarte con ellos para dejar de generar deseo o aversión hacia todo lo que percibes a través de los sentidos. No verte afectado, influenciado o perturbado por todos los fenómenos que se suceden en tu cuerpo y fuera de él, en tu vida y en el mundo.

Esto no quiere decir que no te importa o ignores lo que está sucediendo. Es ser consciente de lo que está sucediendo, pero Ojo testigoidentificarte con ello. No apegarte al cuerpo y a la mente.

Sabemos que el cuerpo pasa por la vejez, la debilidad, la decadencia, la enfermedad, el dolor y la muerte, pero también sabemos que no somos el cuerpo y que nuestro verdadero Ser es ilimitado, incondicionado, sin cualidades, sin principio y sin fin, sin nacimiento ni muerte. Sabemos que la mente está percibiendo todo a través de los sentidos, el intelecto y el ego juegan un importante papel en el análisis y la generación de reacciones hacia todos los fenómenos que suceden en cada uno de nosotros y en el mundo.

Sabemos que no somos la mente, los pensamientos, los sentimientos y las sensaciones. Todos estos pensamientos, sentimientos y sensaciones vienen y van libremente. No te pertenecen ya que no necesitan tu permiso para quedarse o irse. Sabemos que el mundo sólo existe en nuestra mente. Sin la mente, no hay mundo. Todos tus pensamientos, sentimientos y emociones están sucediendo en tu mente, no en la mente de otro. La mente es sólo un proyector, sin la intención de ser bueno o malo, positivo o negativo, dichoso o  infeliz. El mundo de otra persona puede ser completamente diferente al tuyo. Todos tenemos diferente percepción y opinión sobre el mundo, cada uno lo ve manera diferente a otras personas.

Cada acción tiene su efecto,  mediante la renuncia al fruto de las acciones y no identificándote con el cuerpo y la mente es cuando actúas de forma desinteresada y cuando comprendes por tu propia experiencia la actitud del Sakshi Bhava, su significado y su poder transformador.

Tu cuerpo y tu mente no son permanentes, no te pertenecen, están en constante cambio, son limitados, condicionados, insatisfechos, dependientes y permanentemente identificados con las cualidades del bien y del mal, comodidad e incomodidad, gustos y disgustos, deseo y la aversión, la felicidad y el sufrimiento, el nacimiento y la muerte.

Ser un testigo del mundo  es como ver una película, pero no tienes que implicarte en la película en absoluto. No hiciste la película, ni puedes cambiar las escenas. Tal vez te puedes sentir molesto, triste, sorprendido, asustado y emocionado por la película, pero sabes que es sólo una película y tu no eres realmente ninguno de los personajes de la película y por lo tanto no te verás afectado o alterado por lo que en ella pase.

Sakshi Bhava es de hecho la sabiduría que nos liberará del mundo descontento, limitado y condicionado de la impermanencia y las miserias.  Sakshi Bhava es lo mismo que ser desinteresado, lo que no significa volverte insensible porque cuando comprendes y experimentas quien es el observador (la Consciencia) y que es la misma en todos los seres, también comprendes que no hay nada que afecte a algo o alguien sin que esto repercuta en el resto y por lo tanto en ti mismo.

Sin saber lo que es el desinterés, no vamos a saber lo que es Sakshi Bhava. Porque si no sabes cómo mantenerte separado o desidentificado del ego, del cuerpo y de la mente, estarás involucrando en todos los pensamientos, sentimientos y sensaciones, pensando que eres los pensamientos, los sentimientos y las sensaciones,  mostrando felicidad o sufrimiento por lo que estas viviendo en la mente y el cuerpo a través de tus sentidos.

El ego es el jefe y director de esa dualidad constante. Si todavía estas siendo controlado o influenciado totalmente por el ego, entonces no sabes lo que es estar desinteresado y no sabes cómo ser el testigo de todos los fenómenos. Pensamos que somos el que está pasando por el dolor, la vejez, la enfermedad, la irritación, la frustración, la decepción, el descontento, la baja autoestima, la depresión, la felicidad, la infelicidad, la ganancia y la pérdida, el éxito y el fracaso, la alabanza y la censura, el nacimiento y la muerte. Y vamos a tender a la comparación, la competencia, la ira, el odio, los celos, el orgullo y la arrogancia, la codicia y deseos sin fin.  Podemos detener todo esto si ponemos en práctica y nos entrenemos a desarrollar la actitud de ser un testigo.

2:56. Aquel cuya mente es tranquila en medio de
las aflicciones, quien es imperturbable en medio de los
placeres, el miedo y la ira, quien es firme en esto, se
llama muni.
2:57. Quien no está apegado a nada terrenal,
quien al encontrarse con algo agradable o
desagradable, no se regocija ni lo detesta, se ha
establecido en el conocimiento verdadero.     Bhagavad Gita