Archivo de etiquetas| felicidad

Rabiya (cuentro tradicional)

Hoy comparto con vosotros una evocadora y representativa historia dedicada a todos los incasables buscadores.

Rabiya

Una tarde la gente vio a Rabiya buscando algo en la calle frente a su choza. Todos se acercaron a la pobre anciana. ¿Qué pasa? Preguntaron- ¿Qué estás buscando?

-¡Perdí mi aguja – dijo ella!

Y todos la ayudaron a buscarla. Pero alguien le dijo:

– Rabiya, la calle es larga, pronto no habrá más luz. Una aguja es algo muy pequeño, ¿por qué no nos dices exactamente dónde se te cayó?

– Dentro de mi casa- respondió ella.

– ¿Te has vuelto loca? – gritó la gente- si la aguja se te cayó dentro de tu casa, ¿Por qué la buscas aquí fuera?

– Porque aquí hay luz y dentro de la casa no la hay.

– Pero aún habiendo luz, ¿Cómo podemos encontrar la aguja si no es aquí donde la has perdido? – Lo correcto sería llevar la lámpara a la casa y buscarla allí.felicidad-para-todos

 

Y Rabiya se rió.

-¡Sois tan inteligentes para las cosas pequeñas! ¿Cuándo vais a utilizar esta inteligencia para vuestra propia vida interior? En el tiempo que os conozco os he visto siempre infelices, intentando cubrir vuestra felicidad con cosas exteriores, buscando afuera lo que sé, por mi propia experiencia, que se encuentra dentro de vosotros mismos. Usad vuestra inteligencia. ¿Por qué buscáis la felicidad en el mundo exterior? ¿Acaso la habéis perdido allí?

(Cuento tradicional)

BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN

Paz interior Te relajas, apaciguas la mente y disfrutas de paz interior

Paz interior
Te relajas, apaciguas la mente y disfrutas de paz interior

Actitud positiva en la vida. Sabes manejar mejor las situaciones difíciles. Consigues transformar las dificultades.

Actitud positiva en la vida
Sabes manejar mejor las situaciones difíciles. Consigues transformar las dificultades.

Buen corazón Tus relaciones mejoran y te sientes más cerca de los demás.

Buen corazón
Tus relaciones mejoran y te sientes más cerca de los demás, en armonía con todo lo que te rodea.

 

 

Concentración Tu mente se vuelve lúcida y clara. Mejora tu salud física y mental.

Concentración
Tu mente se vuelve lúcida y clara. Mejora tu salud física y mental.

Sabiduría Aprendes a identificar, reducir y eliminar las actitudes que te perjudican

Sabiduría
Aprendes a identificar, reducir y eliminar las actitudes que te perjudican.

 

Felicidad pura Se cumplen tus deseos o tienes una actitud imparcial hacia ellos. Te conviertes en una fuente de inspiración para los demás

Felicidad pura
Te enseña a relativizar las situaciones y a dar a las cosas la importancia justa, tienes una actitud más imparcial. Te conviertes en una fuente de inspiración para los demás

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Shakshi Bhava, la consciencia testigo.

Sakshi Bhava o actitud de la consciencia testigo, significa ser un testigo de todos los fenómenos que están sucediendo y que nuestra mente interpreta a través de los sentidos, sin identificarte con los pensamientos, sentimientos y sensaciones, no asociarte con ellos para dejar de generar deseo o aversión hacia todo lo que percibes a través de los sentidos. No verte afectado, influenciado o perturbado por todos los fenómenos que se suceden en tu cuerpo y fuera de él, en tu vida y en el mundo.

Esto no quiere decir que no te importa o ignores lo que está sucediendo. Es ser consciente de lo que está sucediendo, pero Ojo testigoidentificarte con ello. No apegarte al cuerpo y a la mente.

Sabemos que el cuerpo pasa por la vejez, la debilidad, la decadencia, la enfermedad, el dolor y la muerte, pero también sabemos que no somos el cuerpo y que nuestro verdadero Ser es ilimitado, incondicionado, sin cualidades, sin principio y sin fin, sin nacimiento ni muerte. Sabemos que la mente está percibiendo todo a través de los sentidos, el intelecto y el ego juegan un importante papel en el análisis y la generación de reacciones hacia todos los fenómenos que suceden en cada uno de nosotros y en el mundo.

Sabemos que no somos la mente, los pensamientos, los sentimientos y las sensaciones. Todos estos pensamientos, sentimientos y sensaciones vienen y van libremente. No te pertenecen ya que no necesitan tu permiso para quedarse o irse. Sabemos que el mundo sólo existe en nuestra mente. Sin la mente, no hay mundo. Todos tus pensamientos, sentimientos y emociones están sucediendo en tu mente, no en la mente de otro. La mente es sólo un proyector, sin la intención de ser bueno o malo, positivo o negativo, dichoso o  infeliz. El mundo de otra persona puede ser completamente diferente al tuyo. Todos tenemos diferente percepción y opinión sobre el mundo, cada uno lo ve manera diferente a otras personas.

Cada acción tiene su efecto,  mediante la renuncia al fruto de las acciones y no identificándote con el cuerpo y la mente es cuando actúas de forma desinteresada y cuando comprendes por tu propia experiencia la actitud del Shakshi Bhava, su significado y su poder transformador.

Tu cuerpo y tu mente no son permanentes, no te pertenecen, están en constante cambio, son limitados, condicionados, insatisfechos, dependientes y permanentemente identificados con las cualidades del bien y del mal, comodidad e incomodidad, gustos y disgustos, deseo y la aversión, la felicidad y el sufrimiento, el nacimiento y la muerte.

Ser un testigo del mundo  es como ver una película, pero no tienes que implicarte en la película en absoluto. No hiciste la película, ni puedes cambiar las escenas. Tal vez te puedes sentir molesto, triste, sorprendido, asustado y emocionado por la película, pero sabes que es sólo una película y tu no eres realmente ninguno de los personajes de la película y por lo tanto no te verás afectado o alterado por lo que en ella pase.

Sakshi Bhava es de hecho la sabiduría que nos liberará del mundo descontento, limitado y condicionado de la impermanencia y las miserias.  Sakshi Bhava es lo mismo que ser desinteresado, lo que no significa volverte insensible porque cuando comprendes y experimentas quien es el observador (la Consciencia) y que es la misma en todos los seres, también comprendes que no hay nada que afecte a algo o alguien sin que esto repercuta en el resto y por lo tanto en ti mismo.

Sin saber lo que es el desinterés, no vamos a saber lo que es Sakshi Bhava. Porque si no sabes cómo mantenerte separado o desidentificado del ego, del cuerpo y de la mente, estarás involucrando en todos los pensamientos, sentimientos y sensaciones, pensando que eres los pensamientos, los sentimientos y las sensaciones,  mostrando felicidad o sufrimiento por lo que estas viviendo en la mente y el cuerpo a través de tus sentidos.

El ego es el jefe y director de esa dualidad constante. Si todavía estas siendo controlado o influenciado totalmente por el ego, entonces no sabes lo que es estar desinteresado y no sabes cómo ser el testigo de todos los fenómenos. Pensamos que somos el que está pasando por el dolor, la vejez, la enfermedad, la irritación, la frustración, la decepción, el descontento, la baja autoestima, la depresión, la felicidad, la infelicidad, la ganancia y la pérdida, el éxito y el fracaso, la alabanza y la censura, el nacimiento y la muerte. Y vamos a tender a la comparación, la competencia, la ira, el odio, los celos, el orgullo y la arrogancia, la codicia y deseos sin fin.  Podemos detener todo esto si ponemos en práctica y nos entrenemos a desarrollar la actitud de ser un testigo.

2:56. Aquel cuya mente es tranquila en medio de
las aflicciones, quien es imperturbable en medio de los
placeres, el miedo y la ira, quien es firme en esto, se
llama muni.
2:57. Quien no está apegado a nada terrenal,
quien al encontrarse con algo agradable o
desagradable, no se regocija ni lo detesta, se ha
establecido en el conocimiento verdadero.     Bhagavad Gita

Meditar por el placer de meditar

La mayoría de nosotros nos vemos afectados por numerosos conflictos, tanto internos como externos, que producen constantes altibajos en nuestro estado de ánimo.
La Vida nos pone frente a frente con la impermanencia de las cosas, incluso de nuestro cuerpo que enferma y envejece y de nuestra mente generalmente agitada y confusa. Todos experimentamos ese ir y venir pendular ente el placer y el dolor; la atracción y la repulsión (raga y dwesha), nuestras luces y nuestras sombras.
Así nos acostumbramos a vivir de manera que nuestro bienestar es sumamente frágil. Basamos la felicidad en cómo estamos en lugar de basarla en lo que somos, grave error, ya que ese estado cambia constantemente y esto nos genera sufrimiento.
La razón de esta situación es que estamos desconectados de nuestra Verdadera Naturaleza y nos identificamos tan sólo con una pequeña parte de nuestro ser (cuerpo, mente, ideas, pensamientos, emociones, sentimientos, recuerdos y un largo etc.). Si consiguiéramos reconocer y sentir nuestra Esencia, la percepción y la manera de afrontar la Vida serían completamente diferentes: de una forma más plena, ecuánime, confiada, con alegría, sin miedo. Como las gotas de agua que caen sobre la flor de loto pero no la mojan.Loto blanco con hoja
Al tomar consciencia de nuestra dimensión profunda, permanente, invulnerable, inafectada por los cambios que se producen a nuestro alrededor, recuperamos la conexión con la fuente de dicha, plenitud, creatividad, sabiduría…
Esto no quiere decir que no haya situaciones difíciles o complicadas en nuestra Vida pero, una vez establecidos en nuestro Ser, las comprenderemos y afrontaremos con una actitud completamente diferente, aprovechándolas para seguir creciendo y alimentando esa “luz interior”.
Sin lugar a duda la forma de “conectar con esa Esencia” es silenciando todo aquello con lo que habitualmente nos identificamos: el cuerpo, la mente, los sentidos… y la mejor forma de conseguirlo es a través de la Meditación.
Con la actitud y disposición adecuadas, sin prisa, sin expectativas, sabiendo que no hay que llegar a ninguna parte y, aunque resulte paradójico, sabiendo también que El buscador y Lo buscado son una misma cosa: Consciencia, Plenitud, Trascendencia… llámalo como quieras porque está más allá de las palabras y tan sólo se obtiene a través de la experiencia. HARI OM TAT SAT

Desde el Centro de Yoga Shakti os deseamos ¡Feliz Navidad!

Cuando la ilusión desaparece y se comprende la verdad por medio de la investigación de la propia naturaleza, cuando la mente está en paz y el corazón arde en el verdadero conocimiento, cuando todas las olas perturbadoras de los pensamientos han cesado y de la mente sólo fluye un torrente de paz que colma el corazón con la dicha del Absoluto, cuando se ha contemplado la Verdad del Corazón (1), este mundo se convierte en la más feliz de las moradas. “YOGA VASISHTHA.”

(1) Este corazón no es el órgano físico, es Hridayam, el centro de conocimiento y de Ser del hombre.

Que la luz del discernimiento nos ilumine
y que el amor incondicionado irradie nuestros corazones.
Om-Shanti