Archivo de etiquetas| meditación

Shakshi Bhava, la consciencia testigo.

Sakshi Bhava o actitud de la consciencia testigo, significa ser un testigo de todos los fenómenos que están sucediendo y que nuestra mente interpreta a través de los sentidos, sin identificarte con los pensamientos, sentimientos y sensaciones, no asociarte con ellos para dejar de generar deseo o aversión hacia todo lo que percibes a través de los sentidos. No verte afectado, influenciado o perturbado por todos los fenómenos que se suceden en tu cuerpo y fuera de él, en tu vida y en el mundo.

Esto no quiere decir que no te importa o ignores lo que está sucediendo. Es ser consciente de lo que está sucediendo, pero Ojo testigoidentificarte con ello. No apegarte al cuerpo y a la mente.

Sabemos que el cuerpo pasa por la vejez, la debilidad, la decadencia, la enfermedad, el dolor y la muerte, pero también sabemos que no somos el cuerpo y que nuestro verdadero Ser es ilimitado, incondicionado, sin cualidades, sin principio y sin fin, sin nacimiento ni muerte. Sabemos que la mente está percibiendo todo a través de los sentidos, el intelecto y el ego juegan un importante papel en el análisis y la generación de reacciones hacia todos los fenómenos que suceden en cada uno de nosotros y en el mundo.

Sabemos que no somos la mente, los pensamientos, los sentimientos y las sensaciones. Todos estos pensamientos, sentimientos y sensaciones vienen y van libremente. No te pertenecen ya que no necesitan tu permiso para quedarse o irse. Sabemos que el mundo sólo existe en nuestra mente. Sin la mente, no hay mundo. Todos tus pensamientos, sentimientos y emociones están sucediendo en tu mente, no en la mente de otro. La mente es sólo un proyector, sin la intención de ser bueno o malo, positivo o negativo, dichoso o  infeliz. El mundo de otra persona puede ser completamente diferente al tuyo. Todos tenemos diferente percepción y opinión sobre el mundo, cada uno lo ve manera diferente a otras personas.

Cada acción tiene su efecto,  mediante la renuncia al fruto de las acciones y no identificándote con el cuerpo y la mente es cuando actúas de forma desinteresada y cuando comprendes por tu propia experiencia la actitud del Shakshi Bhava, su significado y su poder transformador.

Tu cuerpo y tu mente no son permanentes, no te pertenecen, están en constante cambio, son limitados, condicionados, insatisfechos, dependientes y permanentemente identificados con las cualidades del bien y del mal, comodidad e incomodidad, gustos y disgustos, deseo y la aversión, la felicidad y el sufrimiento, el nacimiento y la muerte.

Ser un testigo del mundo  es como ver una película, pero no tienes que implicarte en la película en absoluto. No hiciste la película, ni puedes cambiar las escenas. Tal vez te puedes sentir molesto, triste, sorprendido, asustado y emocionado por la película, pero sabes que es sólo una película y tu no eres realmente ninguno de los personajes de la película y por lo tanto no te verás afectado o alterado por lo que en ella pase.

Sakshi Bhava es de hecho la sabiduría que nos liberará del mundo descontento, limitado y condicionado de la impermanencia y las miserias.  Sakshi Bhava es lo mismo que ser desinteresado, lo que no significa volverte insensible porque cuando comprendes y experimentas quien es el observador (la Consciencia) y que es la misma en todos los seres, también comprendes que no hay nada que afecte a algo o alguien sin que esto repercuta en el resto y por lo tanto en ti mismo.

Sin saber lo que es el desinterés, no vamos a saber lo que es Sakshi Bhava. Porque si no sabes cómo mantenerte separado o desidentificado del ego, del cuerpo y de la mente, estarás involucrando en todos los pensamientos, sentimientos y sensaciones, pensando que eres los pensamientos, los sentimientos y las sensaciones,  mostrando felicidad o sufrimiento por lo que estas viviendo en la mente y el cuerpo a través de tus sentidos.

El ego es el jefe y director de esa dualidad constante. Si todavía estas siendo controlado o influenciado totalmente por el ego, entonces no sabes lo que es estar desinteresado y no sabes cómo ser el testigo de todos los fenómenos. Pensamos que somos el que está pasando por el dolor, la vejez, la enfermedad, la irritación, la frustración, la decepción, el descontento, la baja autoestima, la depresión, la felicidad, la infelicidad, la ganancia y la pérdida, el éxito y el fracaso, la alabanza y la censura, el nacimiento y la muerte. Y vamos a tender a la comparación, la competencia, la ira, el odio, los celos, el orgullo y la arrogancia, la codicia y deseos sin fin.  Podemos detener todo esto si ponemos en práctica y nos entrenemos a desarrollar la actitud de ser un testigo.

2:56. Aquel cuya mente es tranquila en medio de
las aflicciones, quien es imperturbable en medio de los
placeres, el miedo y la ira, quien es firme en esto, se
llama muni.
2:57. Quien no está apegado a nada terrenal,
quien al encontrarse con algo agradable o
desagradable, no se regocija ni lo detesta, se ha
establecido en el conocimiento verdadero.     Bhagavad Gita

PUENTE A LA INMORTALIDAD

Manifiesto, bien fijado, con el lugar secreto por nombre, gran soporte, allí se enraíza lo que se mueve, alienta o parpadea, lo que Él es, ser y no ser a un tiempo, conocéis: deseable, más allá del discernimiento, lo más preferible de las criaturas.
Lo que es resplandeciente y sutil entre lo sutil,

donde están colocados mundos y mundanales,

eso es este Brahman imperecedero,Meditación mudra adornos

eso es este prana, la palabra, el pensamiento,

eso es esta verdad, esta inmortalidad,

eso hay que penetrar, sábelo, querido.

 

Tras tomar el arco, el gran arma de la Upanishad,

colocad una flecha afilada con la meditación;

tras tensarlo con la consciencia de su sacralidad,

penetra en la diana, querido, en lo imperecedero.

 

Om vidrieraLa sílaba mistica1 es el arco, la flecha el Atman2,

el Brahman se dice que es la diana;

hay que penetrarlo sin fallar,

lleno de flechas, hágase idéntico a esto.

 

Donde están cielo y tierra y espacios intermedios,

tejido está el pensamiento junto con todos los pranas.

¡Conoced a este único Atman, libraos de otras enseñanzas,

Él es el puente de la inmortalidad!

 

Donde, como radios en el cubo de la rueda, confluyen las arterias3,

Él se mueve por dentro, naciendo de muchos modos.

¡Om, meditad así en el Atman!

¡Éxito a vosotros al cruzar a la otra orilla de las tinieblas!

 

Pranavah: designación de la sílaba mística OM.

2La Consciencia individualizada en la persona que medita.

3Literalmente “río”.

 Mundaka Upanishad 2.2.1 a 2.2.6

Meditar por el placer de meditar

La mayoría de nosotros nos vemos afectados por numerosos conflictos, tanto internos como externos, que producen constantes altibajos en nuestro estado de ánimo.
La Vida nos pone frente a frente con la impermanencia de las cosas, incluso de nuestro cuerpo que enferma y envejece y de nuestra mente generalmente agitada y confusa. Todos experimentamos ese ir y venir pendular ente el placer y el dolor; la atracción y la repulsión (raga y dwesha), nuestras luces y nuestras sombras.
Así nos acostumbramos a vivir de manera que nuestro bienestar es sumamente frágil. Basamos la felicidad en cómo estamos en lugar de basarla en lo que somos, grave error, ya que ese estado cambia constantemente y esto nos genera sufrimiento.
La razón de esta situación es que estamos desconectados de nuestra Verdadera Naturaleza y nos identificamos tan sólo con una pequeña parte de nuestro ser (cuerpo, mente, ideas, pensamientos, emociones, sentimientos, recuerdos y un largo etc.). Si consiguiéramos reconocer y sentir nuestra Esencia, la percepción y la manera de afrontar la Vida serían completamente diferentes: de una forma más plena, ecuánime, confiada, con alegría, sin miedo. Como las gotas de agua que caen sobre la flor de loto pero no la mojan.Loto blanco con hoja
Al tomar consciencia de nuestra dimensión profunda, permanente, invulnerable, inafectada por los cambios que se producen a nuestro alrededor, recuperamos la conexión con la fuente de dicha, plenitud, creatividad, sabiduría…
Esto no quiere decir que no haya situaciones difíciles o complicadas en nuestra Vida pero, una vez establecidos en nuestro Ser, las comprenderemos y afrontaremos con una actitud completamente diferente, aprovechándolas para seguir creciendo y alimentando esa “luz interior”.
Sin lugar a duda la forma de “conectar con esa Esencia” es silenciando todo aquello con lo que habitualmente nos identificamos: el cuerpo, la mente, los sentidos… y la mejor forma de conseguirlo es a través de la Meditación.
Con la actitud y disposición adecuadas, sin prisa, sin expectativas, sabiendo que no hay que llegar a ninguna parte y, aunque resulte paradójico, sabiendo también que El buscador y Lo buscado son una misma cosa: Consciencia, Plenitud, Trascendencia… llámalo como quieras porque está más allá de las palabras y tan sólo se obtiene a través de la experiencia. HARI OM TAT SAT

La meditación vista por una niña de cinco años

Queremos compartir con todos vosotros como vive Ángela, una niña de cinco años, sus experiencias con la relajación y sobre todo con la meditación.

Al principio, en el grupo de Yoga para Niños, al final de la clase solíamos hacer unos minutos de relajación y visualización, pero luego comenzamos a introducir alguna técnica de meditación, ya en la posición sentada, también muy imaginativas y creativas. Y ahí ya ella se dio cuenta de que eran dos cosas diferentes y que le gustaba más la meditación.

Como a veces les decimos que, con los ojos cerrados, se concentren en la pantalla mental, ella ha descubierto ahí un “lugar muy especial”, tal es así que cuando tiene un momento en que no hace nada (muchas veces cuando va en el coche) le dice a su mamá (alumna del Centro): “me voy aquí” y señala la frente.

Así que le hicimos una entrevista y estas fueron sus respuestas:

Pilar – Como en la meditación está concentrada en la pantalla mental, le pregunto donde está cuando hacemos relajación.

Ángela – En el campo, en el bosque, en el cielo, en el mar (siente que está donde se imagina).

 

P. – Como en la relajación a veces la veo imaginando con los ojos abiertos e incluso moviéndose como si escenificara lo que imaginaba, le pregunto si puede hacerlo.Ángela en el bosque

A. – Si que me relajo con los ojos abiertos pero con la meditación estoy muy quieta y con los ojos cerrados.

P. – Pero al principio, delante de los ojos cerrados, decías que no veías nada.

A. –  Al principio no veía nada pero luego estuve más atenta.

P. – ¿No piensas en nada?

A. – En cosas bonitas, imagino que un ángel es amigo mío. Primero lo veo muy oscuro y luego veo que hay más tranquilidad y más silencio.

P. – ¿Qué te gusta más de las dos cosas?

A. – En espacio dentro de la frente porque está más tranquilo. Es lo que más me gusta del yoga.

P. – ¿Qué sientes después cuando ya abres los ojos?

A. – Que estoy más tranquila y relajada, me enfado menos y estoy más contenta.

Como ella suele meditar cuando va en el coche, un día que habían llegado ya a su destino y ella seguía meditando su mamá le dijo: “que bien estás ahí…”, a lo que Ángela respondió: “estoy tan bien que no querría llegar nunca”.

Muchas gracias a Ángela por compartir tus “experiencias meditativas”, esperamos que tu interés y tu práctica se vayan intensificando día a día, eso ya es motivo suficiente para que sigamos transmitiendo el Yoga, esos pequeños detalles engrandecen la enseñanza y alegran nuestro corazón.

Quiero hacer extensivo mi agradecimiento a todo el grupo de “Yoga para niños” por lo aplicados y dispuestos que sois y por todo lo que aprendo con vosotros, gracias por hacer que todo sea fácil. Un beso enorme.

 

 

 

La historia de Shukhdev

mujeres-con-cantaros-agua-en-rajasthanShukhdev era un joven sabio y sucedió que un día a la sociedad le pareció que él era más importante que su padre y que tenía mayor conocimiento y logros en todos los aspectos. Entonces su padre decidió que le iba a enseñar que sus logros no eran perfectos y que no debía vanagloriarse de ellos. Lo llamó y le dijo: “Ve a la corte del Rey Janaka y pregúntale si es posible autorealizarse siendo gobernador de un reino”.

Shukhdev fue a la corte del emperador y allí vio la abundancia, la riqueza y la prosperidad, las bailarinas, los vinos, el oro, las joyas y la belleza. Comenzó entonces a pensar: “¿Cómo puede este rey, rodeado de todos estos objetos que generan gratificación sensual, hablarme de liberación sobre las ataduras de la vida?”

Pero como su padre le había dicho que le preguntara al rey, tenía que hacerlo. Entonces le dijo: “Rey Janaka, sé que la sociedad lo considera un ser realizado, sin embargo yo lo veo rodeado de muchas trampas sensoriales”. El rey Janaka le respondió que en el momento estaba ocupado puesto que estaba celebrando el día de Fundación de la ciudad y había un festival importante y que viniera a verlo por la noche. Le sugirió que visitara la ciudad y recorriera los sitios turísticos con la ayuda de sus guardaespaldas.  Shukhdev se puso muy contento y pensó: “voy a tener guardaespaldas reales conmigo y voy a caminar por toda la ciudad y ver todo” Entonces el rey le dijo: “Solamente hay una cosa que tienes que hacer: lleva una jarra llena de agua en tu cabeza y no dejes que caiga ni una sola gota. Si cae una sola gota de agua, mis guardaespaldas te cortarán la cabeza.”

Shukhdev estuvo de acuerdo y llevó la jarra llena de agua, la puso sobre su cabeza y comenzó a caminar en compañía de los dos guardaespaldas. Las espadas estaban listas y le advirtieron que si derramaba una sola gota de agua le cortarían la cabeza. Durante cinco horas Shukhdev caminó por toda la bella ciudad y luego regresó a la corte del rey.

El rey Janaka le preguntó a Shukhdev: “Te gustaron las decoraciones de la ciudad, las luces, los colores, los jardines, los festivales?, ¿Disfrutaste de la belleza de la ciudad?” Shukhdev respondió: “Con dos guardias con sus espadas listos para cortar mi cabeza, todo el  foco de mi atención estaba en no derramar una gota de agua, no vi nada. No vi ninguna persona, no vi color alguno, no vi luces, ningún festival o feria. Toda mi atención estaba fija en no derramar ni una gota de agua”. El rey respondió: “ahora ya tienes la respuesta que viniste buscando”.

Meditación y plasticidad neuronal

 

cerebro_lenguaje

Con increíbles imágenes del cerebro, la Neurocientífica de la Universidad de Harvard, Sara Lazar, muestra como la meditación puede realmente cambiar el tamaño de las regiones clave de nuestro cerebro, mejora la memoria y nos hace más empáticos, compasivos y aumenta la resistencia bajo presión.

Destierra la idea de que la meditación solo es para bohemios que viven aislados de la sociedad. La meditación beneficia a todo el mundo, puedes entrenar tu mente igual que entrenas cualquier parte del cuerpo, aprendes a controlarla para que ella no te controle a ti.

Sara Lazar o como la meditación puede remodelar tu cerebro

 

Estudio sobre los efectos de la meditación realizado en Zaragoza

LOS MEDITADORES DISFRUTAN DE MEJOR SALUD Y BIENESTAR (artículo publicado en el Periódico de Aragón el 03/05/2013)

Los meditadores son personas que gozan de mejor salud y bienestar. Esta es la principal conclusión de un estudio en el que participaron los doctores Nicolás Fayed, jefe de servicio de diagnóstico por imagen de Hospital Quirón Zaragoza, Yolanda Lopez del Hoyo, del departamento de sociología y psicología de la Universidad de Zaragoza, y Javier García-Campayo del servicio de psiquiatría del hospital Miguel Servet, y publicado el pasado mes de marzo en la prestigiosa revista científica Plos One.

El estudio fue realizado con técnicas de resonancia magnética que permiten medir las sustancias químicas e interconexiones neuronales y, por lo tanto, los cambios cerebrales que se producen en meditadores zen.

Se compararon los cerebros de diez meditadores de un monasterio budista, quienes contaban con una media de 191 meses y por lo menos una hora diaria de meditación, y otras diez personas sanas que no practicaban meditación, pertenecientes al equipo del hospital Miguel Servet de Zaragoza. “Tal y como muestran este y otros estudios de investigación, hay una clara relación entre nuestras neuronas y las emociones”. señaló Fayed.

Por otro lado, el jefe de servicio de diagnóstico por imagen de Quirón Zaragoza explicó que “otros estudios en pacientes con estrés han demostrado cambios cerebrales en tan solo ocho semanas después de comenzar la meditación”Vela piedras

Por su parte, García-Campayo añadió que “estos datos confirman las bases biológicas de la eficacia de la meditación en el tratamiento coadyuvante de diferentes enfermedades como dolor crónico o depresión, entre otras”.

A los dos grupos se les facilitaron cuestionarios de ansiedad, depresión, deterioro cognitivo y atención, y se les realizó una resonancia magnética cerebral con estudios de espectroscopia. Al comparar, los meditadores mostraron una significativa disminución de la ansiedad y depresión, así como aumento muy importante de la atención con respecto a los controles.

Así, los autores concluyeron que la meditación mejora la coordinación entre las neuronas y altera los circuitos cerebrales, por lo que esta práctica puede ser de gran ayuda en aquellas enfermedades que producen alteración en la atención, depresión, ansiedad o estrés.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/los-meditadores-disfrutan-de-mejor-salud-y-bienestar_851278.html

 

Técnicas del Yoga

Aunque el Yoga es uno, dentro de él existen distintas sendas que, llevando al mismo objetivo, siguen caminos diferentes ajustándose mejor a los principales tipos de temperamento del ser humano.

Un aspecto del que los Indios se dieron cuenta en la antigüedad es que todas las funciones del psiquismo: desde la más básica que es la sensopercepción, que la tenemos en común con los gusanos; hasta la más elevada como sería imaginación, la creatividad, la elaboración del pensamiento, el amor, se pueden agrupar en tres categorías, tal y como se estudian en la psicología actual, lo que pasa es que los indios ya lo enseñaron muchos siglos antes de nuestra era. Estás tres categorías son: el mundo del pensamiento, del intelecto, lo que en psicología se llama lo cognitivo; el mundo de las emociones, de los afectos, de los sentimientos, que en psicología es lo emocional, lo afectivo; y la capacidad de acción que tenemos que es la voluntad. Descubrieron que en el Yoga, como vía soteriológica, dependiendo de que elemento de los tres predomina en ti (todos tenemos los tres, pero siempre predomina uno), existe un tipo de Yoga: el Jñana Yoga o yoga del conocimiento, para la parte cognitiva; el Bhakti Yoga o yoga de la devoción y del amor,  para la parte emocional; y el Karma Yoga o yoga de la acción desinteresada, para la parte volitiva. Aparte dos tipos de yoga para la parte psico-fisica, el Hatha Yoga (que procede del Tantra) y para los que son más mentales y con facilidad para la concentración, el Raja Yoga.

Dentro de las técnicas más difundidas dentro del Yoga encontramos:

–       Yama, código de conducta social: no violencia, verdad, honestidad, etc.

–       Niyama, código de conducta personal: pureza, contento interior, austeridad, etc.

–       Asana o postura: son un conjunto de prácticas que permiten múltiples combinaciones con el objetivo de sensibilizar todo el esquema corporal, armonizándolo, posibilitando una expansión de conciencia y el incremento de la misma. No es un trabajo exclusivamente físico, es un ejercitamiento psico-físico, utilizando el cuerpo para que la mente se estabilice.

–       Pranayama, control de la respiración con el fin de detener la actividad mental, aumentando la energía vital.pranayama

–       Técnicas de relajación, El término relajación engloba las técnicas para llegar a ese estado de consciencia, hay diferentes grados para profundizar en el cuerpo, la mente, las emociones. La relajación total supone un equilibrio a todos los niveles, a ese estado de relajación profunda se llega con la práctica. Las técnicas son infinitas porque se pueden adaptar a cada persona, fomentando siempre el equilibrio del Sistema Nervioso Autónomo y una vía de auto exploración, es un mundo ilimitado ya que las técnicas pueden combinarse entre sí y personalizarse según las necesidades del momento. La relajación es un arte para el que es necesario un aprendizaje pero que sobre todo es eminentemente práctica. Científicamente sus beneficios son objetivables y se pueden demostrar

–       Técnicas de interiorización, concentración y meditación. Permiten una limpieza de los procesos mentales y una percepción de nuestra dimensión interior. Potenciando así todos las facultades de la mente como son la atención, la memoria, la concentración, la creatividad, etc. En este apartado podemos incluir el canto védico (kirtan) y la lectura consciencial y el comentario de textos sagrados.